“No halagas, incomodas” - Gabriel Páramo | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Jueves 13 de Octubre, 2016
“No halagas, incomodas” | La Crónica de Hoy - Jalisco

Gabriel Páramo

“No halagas, incomodas”

Una de las formas socialmente aceptables de acoso a las mujeres en nuestra sociedad son los piropos, considerados por muchos, incluso, como una forma cultural que debería extenderse. Sin embargo, para muchas personas, los piropos no tienen razón de existir más que en una sociedad desigual, donde las mujeres y los hombres no solo son básicamente diferentes, sino en la que unas están subordinadas a los otros.
Por tal motivo, mis alumnas de Teoría de la Comunicación de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (hombres y mujeres) acaban de realizar un trabajo final muy interesante que consistió en una investigación y análisis semiótico de las distintas formas de acoso que padece la mujer mexicana. Sus hallazgos son motivos de reflexión.
En primer lugar, determinaron que si bien es un tanto ocioso establecer que ambos géneros son diferentes, lo preocupante es que no existe una equivalencia en la manera en que los nombramos, pues uno resulta superior al otro. Expresiones como “sexo débil” demuestran que a las mujeres se les considera menos aptas para casi todo, salvo el sentimiento y la maternidad, que a los hombres.
Así, las mujeres se convierten en blancos, a veces sin que víctimas ni victimarios se den cuenta cabal, de expresiones que las colocan en un segundo plano, en objetos que están para ser admirados. Ya lo hemos hablado, los hombres mexicanos creemos que tenemos el derecho de juzgar a las mujeres por su apariencia.
La conclusión de mis alumnas, ambos grupos son mayoritariamente de mujeres, es que no debiera ser así, y tratan de mostrarlo en sus campañas #PodríasSerTú, en la que el objetivo es mostrar que el hostigamiento vulnera; y #nonosgustanlospiropos (aplican restricciones) en el que piden a los hombres dejar de opinar sobre mujeres con las que no tienen relaciones de ningún tipo.
Frases como “no halagas, incomodas”, “no estoy para agradarte” o “las mujeres somos personas, no objetos”, refuerzan este esfuerzo de concientización y comunicación que, en palabras de las organizadoras, hombres y mujeres, les gustaría que se reflejara en toda la sociedad.

altaircuatro@gmail.com
@lavacadiablo

 

 

fm

Imprimir

Comentarios