60 millones de niños viven en la calle en América Latina | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Lunes 10 de Octubre, 2016

60 millones de niños viven en la calle en América Latina

Foto: Crónica México

Pobreza, violencia, tragedias naturales, terrorismo y éxodos desesperados de ciudadanos de países que enfrentan guerras internas son algunas de las causas que han contribuido al aumento de niños de la calle en el mundo. De acuerdo con reportes y denuncias de Save the Children, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la organización Humanium.org, en el planeta se estima que viven alrededor de 145 millones de niños que tienen por hogar la calle (40 millones están en África, 45 millones están en Asia y 60 millones en América Latina), donde son víctimas de todo tipo de abusos, a pesar de que gobiernos del mundo han puesto en marcha programas para erradicar este problema que sigue a la alza.
Desde que en 1980 se puso en marcha en Naciones Unidas el registro del Estado Mundial de la Infancia, con el que se buscan evaluar las tendencias que afectan el desarrollo de los niños en el planeta, uno de los factores que no deja de preocupar desde hace 36 años es el crecimiento de la población de niños que viven sin hogar.
Aunque la mayoría de los gobiernos del mundo se han comprometido a adoptar programas para ayudar a la población que vive en las calles, en su mayoría menores de edad, la realidad es que los proyectos no han dado resultados y cada día se ven más infantes, tanto niños como niñas deambulando o viviendo en las calles de las grandes urbes.

Registros

De acuerdo con informes del 2015 de Unicef, Save the Children y las Organizaciones No Gubernamentales Humanium.org y la británica Consortium for Street Children, de los 2 mil 200 millones de niños y niñas de todo el mundo, al menos 145 millones viven sin un hogar estable y lejos de la familia.
Aunque no existe ningún registro fiable sobre el total de menores que viven en la calle, las cifras se apoyan en reportes de las distintas dependencias de Naciones Unidas y de investigadores de varios países que buscan soluciones a este problema y que llevan estadísticas anuales sobre el tema, por lo que la cifra podría ser mayor.

Causas

El fenómeno de los niños de la calle, a decir de varias ONG, es resultado del descontrolado crecimiento urbano, la pobreza, problemas intrafamiliares y la falta de oportunidades. Muchos menores no tienen elección, ya que fueron abandonados, expulsados de sus hogares o son huérfanos.
Otros eligen vivir en la calle para escapar de maltratos en su casa, por negligencia de los padres o porque simplemente su familia no es capaz de cubrir sus necesidades básicas.
Un problema que ha incrementado las cifras de esta pesadilla es el derivado de las guerras o violencia por presencias terroristas como en Siria e Irak y en naciones del África Subsahariana. En estos países, familias enteras huyen en busca de ayuda a otras naciones y en su desesperada salida suelen perder a sus hijos pequeños o al morir los adultos en estos intentos los dejan en el desamparo.
De acuerdo con fuentes de la ONU, hasta el año pasado se estimaba que había en el mundo 145 millones de niños de la calle, muchos que no rebasan los 16 años y que para sobrevivir se enfrentan a la indigencia, a buscar comida en los basureros, vendiendo dulces e incluso robando.

Refugio

Cuando los infantes ya adoptaron las vialidades como su único hogar, suelen gastar el poco dinero que obtienen en comida, cigarros y drogas, ya que se ven imposibilitados a conservar sus ingresos en un lugar seguro debido al miedo a ser despojados por sus propios compañeros o por la policía.
Existen diferentes categorías de niños en el desamparo. Aquellos que trabajan en lo que sea para obtener dinero, los que se refugian en las calles durante el día pero que a la noche regresan a la casa de algún familiar y aquellos que viven y duermen permanentemente en bancas de plazas públicas, cerca de estaciones de trenes, en las alcantarillas o bajo puentes vehiculares.
La organización Save The Children advierte que todos los menores que viven en las calles están en riesgo de sufrir abuso, explotación y violencia por parte de pandillas o de las mismas autoridades. Las niñas son principal blanco de abuso sexual tanto de sus propios compañeros de calle como de autoridades.

Objetivo

En la última década investigadores locales apoyados por ONG y dependencias de la ONU como Unicef, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), elaboraron una estadística en la que exhiben que los países con mayor registro de menores que viven en las calles lo encabeza India, con 11 millones; Brasil, 9.5 millones; Rusia, un millón; Estados Unidos, un millón; Egipto, 350 mil; Kenia, 250 mil; Filipinas, 300 mil, México, 105 mil, Turquía, 32 mil; Marruecos, 30 mil, Vietnam, 24 mil; Alemania, 10 mil; Jamaica, 7 mil; América Latina y el Caribe 60 millones; Mongolia, 4 mil y Uruguay, 3 mil, entre otros.
Aunque en muchos países este problema se ha tomado con responsabilidad y se buscan soluciones con la creación de instituciones que ofrecen comida, ropa limpia, una cama donde dormir, atención médica, refugio, escuela y orientación psicológica, esto no ha sido suficiente y los menores prefieren regresar a una vida errante, ya que, según información de Unicef, los menores a los que se les ha brindado esta ayuda creen que con esos programas quieren encerrarlos y quitarles la libertad de la que gozan en la calle.

NM

Imprimir