Igualdad Animal: Claves para reducir tu consumo de carne | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Viernes 17 de Febrero, 2017

Igualdad Animal: Claves para reducir tu consumo de carne

Igualdad Animal: Claves para reducir tu consumo de carne | La Crónica de Hoy - Jalisco
Foto: Igualdad Animal

Reducir el consumo de carne es bueno para los animales, para la sostenibilidad del planeta y para tu propia salud. Tres cuestiones que importan a cada vez más consumidores.
Muchas personas se preguntan cómo dar pasos hacia la reducción o sustitución del consumo de carne. Así que en Igualdad Animal hemos reunido nueve puntos clave para ayudarte a conseguirlo.

¡Ánimo y bienvenido a un nuevo mundo de deliciosos sabores y texturas!

1. Un paso cada vez

Comienza con algún cambio de hábitos de alimentación. Por ejemplo, comer una hamburguesa vegetal una o dos veces a la semana. Ese día, acompaña tu comida con vegetales, de forma que dejes carne fuera de tu plato completamente. No tiene que ser una hamburguesa, pueden ser unas flautas de papa, flor de calabaza o frijol, sin queso y crema, por ejemplo. Cada semana, intenta incluir un nuevo cambio que no te cueste demasiado dentro de tu rutina a las horas de las comidas.

2. Comienza por un tipo de carne, por ejemplo, la de pollo.

Puedes empezar por la que quieras, pero nosotros te proponemos la de pollo, porque es el animal más maltratado en la ganadería industrial. Además de poder utilizar como alternativa las clásicas legumbres (ricas en proteínas). Hoy en día existen productos alternativos; cada vez los puedes encontrar en más supermercados y tiendas especializadas. ¡Encuentra tus favoritos!

3. Motívate a ti mismo con recordatorios.

También resulta de ayuda tener pequeños trucos para recordar los cambios que estás introduciendo en tu alimentación. Por ejemplo, puedes poner en la puerta de tu refrigerador o de fondo de tu celular una bonita foto de tus animales de granja favoritos o bien, del planeta Tierra. Este sencillo truco es muy útil porque te ayuda a recordar por qué te estás sumando al cambio. ¡Funciona, ya lo verás!

4. Ten a la mano dónde encontrar respuestas a tus dudas sobre nutrición.

¿No sabes qué alimentos “veggie” son ricos en proteínas?, ¿En hierro? ¿Calcio? ¡Sin problemas! En este blog dimequecomes.com la dietista-nutricionista, Lucía Martínez da las respuestas. Además en su libro titulado “Vegetarianos con ciencia”, también encontrarás respuestas a las dudas más comunes.

5. Busca en tu supermercado los productos alternativos a la carne.

Los productos alternativos a la carne están experimentando un crecimiento espectacular a nivel internacional. Son productos deliciosos y versátiles, ricos en proteínas y sin las grasas animales causantes de distintos tipos de enfermedades cardiovasculares y que se relacionan con distintos tipos de cánceres.

6. Una solución muy práctica para cuando comas fuera de casa.

¿Quieres comer fuera pero no sabes dónde hay opciones sin carne? No te preocupes, descarga en tu celular la aplicación HappyCow que te mostrará las opciones vegetarianas y veganas más cercanas. Además, también puedes usar TripAdvisor para encontrar opciones. ¡Es cada vez más fácil comer fuera!

7. No estás solo, muchísimas personas están dando los mismos pasos.

Según datos recientes cada vez son más  personas las que han reducido el consumo de carne o la han eliminado de su alimentación en los últimos años. Acude a festivales vegetarianos y veganos, dónde además de conocer las opciones locales, también conocerás a mucha gente cuyas historias te inspirarán.

 8. ¡Enhorabuena! ¡Mira todo lo que estás consiguiendo!

Lo que estás haciendo es genial, no lo olvides. Cada vez que comes un plato sin carne ahorras una cantidad de agua equivalente a ocho días de uso personal de agua, reduces el terrible sufrimiento que los animales padecen en granjas industriales y rastros, ayudas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global y favoreciendo que las empresas elaboren más productos alternativos a la carne que faciliten dar los pasos a más y más personas como tú.

9. No te culpes porque a veces no puedas.

A veces podemos vernos en situaciones en las que sea difícil elegir una opción alternativa a la carne por motivos que escapan a nuestro control. ¡No te sientas mal! Es normal y lo importante es que sigas dando pasos que favorezcan el cambio de alimentación.

 ¡Ánimo!

Suscríbete ahora a nuestro boletín en DescubrirLaComida.com y recibirás de forma gratuita las mejores opciones de alimentación y un recetario con suculentas recetas vegetarianas.

lg

Imprimir