Melomanías: Amy Lee, voz angelical caída del cielo (I) | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Martes 19 de Diciembre, 2017

Melomanías: Amy Lee, voz angelical caída del cielo (I)

Melomanías: Amy Lee, voz angelical caída del cielo (I) | La Crónica de Hoy - Jalisco

 

Amy Lynn Lee, más que genial artista completísima, cumplió años este pasado 13 de diciembre y nos fue inevitable repensar su historia musical, desde sus inicios con su grandiosa banda: Evanescence, la cual creó cuando tenía escasos 17 años; conoció al guitarrista Ben Moody en un campamento de verano después de que él se dio cuenta del gran talento de Amy, quien tocó al piano su versión de una canción de Meat Loaf: “I’d Do Anything For Love (But I Won’t Do That)”.

Juntos crearon los cimientos de una extraordinaria banda: Evanescence, la cual irrumpió en la escena musical de Arkansas primero realizando conciertos acústicos con creaciones propias. En 1988 publicaron su primer EP: Evanescence, y de inmediato fue seguido por Sound Asleep en 1989, los cuales se vendieron solo localmente. Siguieron picando piedra y en 2000 grabaron otro EP: Origin; en este disco se incluyen 3 canciones: “Whisper”, “Imaginary” y su primera obra maestra: “My Immortal”; las dos primeras piezas fueron modificadas para incluirlas en su primer LP, pero la última se mantuvo prácticamente igual.

Este primer álbum: Fallen, se publicó hasta 2003 y de inmediato marcó la línea por su sonido oscuro y gótico; la primera pieza del disco es una verdadera joya: “Going Under”, que nos impresiona desde sus acordes iniciales y nos muestra una voz magistral alrededor de arreglos duros, pero con toques pop. En el disco se incluyen dos súper creaciones más: “Bring Me To Life” y la ya citada: “My Immortal”; la primera de estas nos sorprende por su gran sentido de composición por incluir unas voces raperas que nos generan un contraste mental entre la adorable voz mezzo soprano de Amy y la dulce agresividad de la grandiosa voz de Paul McCoy.

Con este álbum, Evanescence se situó de golpe en el mapa del rock nuevo y comenzó a recorrer el mundo. El socio fundador y coescritor de todas las canciones, Ben Moody, abandonaría a Amy Lee en plena gira por Europa, por lo que Amy incorporó al guitarrista Terry Balsamo quien también se convirtió en el nuevo compañero de Amy Lee en la composición de nuevas canciones.

El bajista original de la banda: Will Boyd también abandonó el barco y fue reemplazado por Tim McCord, quien dejó su guitarra para asumir el papel del nuevo bajista de esta agrupación.

Sería hasta 2006 cuando publicarían su siguiente disco: The Open Door, cuyo primer sencillo: “Call Me When Your Sober” tomaría por asalto todas las listas de rock alternativo.

De nuevo hubo rotaciones de integrantes: primero el guitarrista John LeCompt y luego el baterista Rocky Gray abandonaron el barco, pero fueron reemplazados por: Troy McLawhorn y Will Hunt.

En 2009, tres años después, Amy Lee posteó en su página web que ya estaban trabajando en material nuevo, pero todo tipo de problemas entre los integrantes se atravesaron y fue hasta 2011 cuando publicaron su siguiente álbum: Evanescence; en este álbum Amy Lee nos muestra sus obsesiones e influencias de artistas como: Björk, Depeche Mode, Massive Atack, NGMT y Portishead. Crearon un nuevo sonido que integraba varios géneros: nu metal, rock gótico, hard rock y electro.

Lanzaron cuatro sencillos: “What You Want”, “My Heart Is Broken”, “Lost In Paradise” y “The Other Side”; desde el año 2000, Amy Lee había comenzado su carrera como solista, como proyecto alterno y entre muchas colaboraciones, en 2007 participó en el MTV Unplugged de Korn en la canción: “Freak on a Leash”.

Amy comenzó su apoyo a la fundación: Out Of The Shadows, dedicada a informar al público sobre la epilepsia, a raíz de que a su hermano Robby se le diagnosticara con este mal.

Continuará…

 

 @jorgehhm

 

lg

Imprimir