Videojuegos: Papers, Please | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Lunes 16 de Abril, 2018

Videojuegos: Papers, Please

Videojuegos: Papers, Please | La Crónica de Hoy - Jalisco

Con todo lo que ha avanzado la industria en estos últimos años, hay muy pocos videojuegos que hablen de política. En lo superficial están los videojuegos que cuentan con la colaboración de Tom Clancy y que, al igual que en sus libros, tienen un gran interés en analizar el conflicto bélico entre países.

También tenemos el caso de Hideo Kojima y su saga “Metal Gear”, cuyo tono exagerado y humorístico hace referencia al género del espionaje mientras critica a los conflictos armamentistas. Sin embargo, en ambos casos su mensaje es un trasfondo, mientras que podríamos señalar que hay una manera de hacer que el mensaje se convierta en la mecánica principal.

En “Papers, Please” somos un guardia de aduana en el ficticio país de Arstotzka, un régimen autoritario de Europa oriental, que ha abierto las puertas a un puñado de inmigrantes. La gente nos da la documentación pertinente, si está todo en orden pasan. Aunque a nivel jugable no hay mucho que añadir aquí, a nivel narrativo este título usa de manera brillante su diégesis para hablar sobre la burocracia y la paranoia entre países cada vez más presente en los tiempos actuales.

El juego se divide en varios días, y se tiene un horario limitado. Tú sueldo va aumentando conforme a tus horas laboradas sean mayores, y al final del día un marcador repasa tus ingresos y la situación económica de tu familia. Cada nuevo día las reglas del juego cambian ligeramente, con la finalidad de ir aumentando gradualmente la dificultad, o “pasar nivel” si se prefiere. Hay decenas de pequeños detalles en los que tenemos que fijarnos con la finalidad de que los papeles tengan todo en orden, simulando bastante bien la labor de un guardia de aduana.

Después de haber visto demasiados pasaportes el jugador quedará hastiado de la repetición y los fallos tenderán a ser más comunes, lo que ocasionará que nuestro sueldo baje.

Esta gamificación de la vida laboral no es precisamente la aventura más interesante que el videojuego puede ofrecer, pero lo compensa con situaciones bastante interesantes. A cada cuanto nos tocará recibir a un inmigrante que se haya inventado el pasaporte, o que ofrezca sobornarnos con tal de dejarnos pasar, y la decisión recae sólo en nosotros.

Si dejas pasar tres pasaportes que no estén en regla tu sueldo empezará a bajar, y en el recuento al final del día te darás cuenta de que la situación de tu familia también ha caído.

“Papers, please” es una buena demostración de lo que se puede hacer, incluso con pocos recursos, cuando se tienen un tema, creatividad y la suficiente dedicación para concretar un proyecto. Aunque quizá no llame la atención de muchos ludo consumidores, es un título que no puede faltar en todos aquellos que reconozcamos el potencial narrativo de los videojuegos, y es una clara señal de que la industria puede ir por buen camino con el enfoque adecuado.

Imprimir