Melomanías: Chick Corea, profeta de la modernidad en el jazz (II) | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Martes 24 de Julio, 2018

Melomanías: Chick Corea, profeta de la modernidad en el jazz (II)

Melomanías: Chick Corea, profeta de la modernidad en el jazz (II) | La Crónica de Hoy - Jalisco

En 1970, Chick Corea dejó la banda de Miles Davies, para formar una nueva agrupación: Return to Forever, en donde crearon un nuevo género llamado crossover fusión jazz, en el que le daban más peso al latin jazz.

Con John McLaughlin en la guitarra publicó su álbum: Hymns of the Seventh Galaxy; con un nuevo cambio de integrantes, que incluyó a Al Di Meola en la guitarra, grabaron: Where Have I Known You Before, No Mistery y Romantic Warrior.

En 1972 publicaron su álbum Light as a Feather, el cual incluye la pieza más famosa de la obra de Chick Corea: “Spain”. En 1976 publicó My Spanish Heart, que integra una gran influencia de música latinoamericana y flamenco, además de la voz de su esposa, Gayle Moran y el violín de Jean-Luc Ponty.

Simultáneamente Chick realizó grabaciones a dúo con Gary Burton en le vibráfono, lo que dio vida a su disco Crystal Silence.

Ya al final de esa década Chick se asoció con el pianista Herbie Hancock, además de sus colaboraciones con Béla Fleck, gran maestro del banjo. Además realizó un disco de música clásica al lado de Friedrich Goulda.

En la década de los 80, Chick creó la banda Chick Corea Elektric Band y el trío Akoustic Band, además de su trío clásico The New Trio, adicionalmente grabó su disco como solista: Expressions.

Sus colaboraciones épicas de esos años incluyeron a maestros de la talla de John Patitucci y Dave Weckl, además de crear la música para varios cortos.

En los años 90, Chick creó su propia disquera, Stretch Records y dirigió sus esfuerzos hacia lanzar nuevas bandas de jazz contemporáneo. En 1998 regresó a las grabaciones con Gary Burton al lado de Pat Metheny, Dave Holland y Roy Haynes.

Ya en el nuevo siglo, Chick creó a Chick Corea New Trio, y con ellos lanzó su disco: Past, Present & Futures; todas la piezas fueron de su creación, excepto por el estándar de Fats Waller: “Jitterbug Waltz”.

Chick Corea, después de 40 años de carrera su interés se dirigió hacia la música clásica contemporánea. Compuso su primer Concierto para Piano, además de arreglos nuevos de sus piezas clásicas, como “Spain”, con orquesta.

Lanzó nuevos discos, primero: String Quartet No. 1, que no incluía ningún instrumento eléctrico, y después en 2004 le siguió: To The Stars y en 2006: Ultimate Adventure. Entre muchos que ha recibido, este último le representó recibir el Grammy por la mejor interpretación de jazz.

En 2008 retomó la tercera versión de su banda Return to Forever, con Al Di Meola, Stanley Clarke y Lenny White; se lanzó a una gira mundial que incluyó el Festival Montreux de 2009. Ese mismo año colaboró con el grupo vocal: The Manhattan Transfer.

Se unió de nuevo con el guitarrista John McLaughlin en 2008 para crear la agrupación The Five Peace Band, que incluía a Kenny Garrett, Christian McBride, Vinnie Colauta y Brian Blade.

En 2011, la diversidad característica de la música de Chick Corea fue celebrada con un concierto en el Lincoln Center y la prensa especializada dijo: “El Sr. Corea absorbió el ritmo y alimentó a todos los solistas; sonó como una gran banda, y el Sr. Corea no sintió la necesidad de dominar el escenario, su autoridad fue clara sin siquiera subir su volumen”.

2013 lo encontró creando un nuevo grupo: Chick Corea & The Vigil, y en 2016 celebró sus 75 años con 20 grupos diferentes en una mítica presentación durante 6 semanas en The Blue Note Jazz Club en Greenwich Village.

El mito convertido en realidad, Chick Corea, logró realizar una mágica transformación del jazz hacia sonidos que incluyeron diversos géneros, especialmente el latin jazz, sin perder en ningún momento la flexibilidad atonal de la improvisación.

 

@jorgehhm

Imprimir