Política Educativa - Miguel Ángel Martínez Espinosa | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Lunes 20 de Agosto, 2018
Política Educativa | La Crónica de Hoy - Jalisco

Miguel Ángel Martínez Espinosa

Política Educativa

No queda duda de que la realidad nacional reclama el establecimiento de políticas que miren al largo plazo y que contengan una visión de país, más allá de las visiones, los prejuicios o las situaciones de momento. Pocas lo hacen con la fuerza de la evidencia como ocurre con el ámbito de la educación. Sin embargo, a pesar de ser una dimensión del quehacer público tan compleja y demandante, en lugar de pensar el largo plazo hemos presenciado la ininterrumpida sucesión de proyectos y modelos de promoción sexenal que no permiten que se asiente un modelo propio de educación en el país.

La confirmación que hace Andrés Manuel López Obrador de que cancelará la Reforma Educativa es un mal inicio de su administración en cuanto a lo educativo refiere. No es que la pretendida reforma esté exenta de errores: Se presenta como instrumento punitivo, insiste más en la evaluación que en la formación de los maestros, se presenta como punitiva, no considera al cúmulo de factores que más allá de los mentores inciden en el resultado educativo, resuelve mal la situación de los maestros contratados por asignatura y muchos otros asuntos que son susceptibles de corrección o mejora.

Lo peor son dos cosas: que los maestros en general se siente ultrajados por el tratamiento recibido y que lo propio educativo se plantea apenas para aplicarse en el ciclo escolar que inició este lunes.

Hay cosas sobre las cuales se hace imprescindible una visión de largo plazo. La formación de una persona en los niveles obligatorios dura quince años desde el preescolar hasta el bachillerato. ¿No será tiempo de que las políticas educativas se piensen también y al menos para durar ese plazo?

Es clara la insatisfacción con la gestión de la educación. Sobre todo, cuando como en el caso de Jalisco hay un manifiesto abandono de la tarea. Pero regresar al pasado, dar por cancelado el avance así, sin reflexión apenas, por los defectos de un ensayo de política es la penosa experimentación a costa de la generación presente. Es tirar el agua sucia de la bañera con todo y el niño. Así no se puede avanzar.

@MiguelAngelME_

 

Imprimir

Comentarios