Regeneración celular, una opción para Lucca | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Miércoles 07 de Noviembre, 2018

Regeneración celular, una opción para Lucca

Regeneración celular, una opción para Lucca | La Crónica de Hoy - Jalisco
EQUIPO. El Hospital cuenta con equipo especializado para atender diversas patologías en los infantes. Foto: Especial

Lucca, es un  niño de siete años de edad. Hasta hace año y medio, este pequeñito  era incapaz de controlar los movimientos de su cabeza o mantener erguido su  tronco, hoy lo puede hacer, es más, con la ayuda de alguien se puede poner en pie por algunos segundos.

El daño cerebral que sufrió al momento de nacer, lo condenó a depender totalmente de su mamá, con extremos cuidados, ya que el pequeño tenía problemas para deglutir los alimentos.

El presente de Lucca hoy es distinto, cuenta a Crónica, el doctor Eduardo Barragán Pérez,  jefe del departamento de neurología del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, dependiente de la Secretaría de Salud, quien dijo que hace año y medio, la mamá del pequeño Lucca, se decidió a llevarlo a la India.

En aquel país, el menor fue sometido a un novedoso tratamiento de regeneración de las proteínas de las células, con un equipo que no existe en ninguna otra parte del mundo, y que hoy ya lo tiene el hospital infantil, encabezado por su director general,  José Alberto García Aranda.

Recordó que a Lucca lo conoció en un hospital privado, porque en el Infantil de México no tienen servicio de ginecoobstetricia, “pero lo conozco prácticamente desde el primer día de nacido. Te puedo decir que Lucca sufre de parálisis cerebral infantil secundaria, por un problema de asfixia que presentó al nacer que le produce la parálisis cerebral y también le ocasiona crisis convulsivas.

“Yo lo estuve viendo alrededor de dos o tres años en forma privada, pero precisamente por el problema de que no podía deglutir y no podía controlar sus crisis es que llega al Hospital Infantil en donde ha sido atendido desde entonces. Recibió atención en gastroenterología, en donde se le hizo la gastrostomía –la colocación de una sonda de alimentación a  través de la piel y la pared estomacal-, debido a que no podía deglutir los alimentos, y en neurología para atenderlo de sus crisis convulsivas.

Sus papás  nunca han dejado de luchar por él y ayudarlo a salir adelante, así que decidieron hace año y medio llevarlo a la India a tratarse en un programa regenerativo (estimular sus células, para que vuelvan a funcionar), con este equipo nuevo que ya tenemos en el “Federico Gómez”,  y que se llama Cytotron”.

Este nuevo equipo, Cytotron, envía impulsos de radiofrecuencia, los cuales con una altísima precisión  logran llegar al centro de las proteínas de la célula, los cuales operan en dos sentidos: uno, la degeneración de estas proteínas, en células cancerígenas, y permite inactivarlas, a fin de que los tumores malignos dejen de crecer, con la enorme ventaja de que no hace daño al tejido que está en torno al tumor.

Es este tratamiento el que y por ahora, sólo se aplica de manera experimental, en el Infantil para la degeneración de las proteínas de las células de tumores sólidos cerebrales.

El segundo funcionamiento del Cytotron es la regeneración, precisamente de estas células, y estos estímulos de radiofrecuencia, permiten prácticamente activarlas, para que vuelvan a funcionar.

Este proceso es viable, gracias al invento desarrollado por el científico indio Rajah Vijah Kumar, quien se enfocó en cómo influir en el potencial transmembrana –la diferencia entre la carga eléctrica que hay dentro y fuera de cada célula, y logró que dicha pared   regular la interacción de las proteínas con las células.

Kumar descubrió que si se puede alterar de manera controlada ese pared potencial,  esa pared de cada célula, y también que se podía manipular la manera en la que las proteínas ayudan o castigan a una célula, que es la base de  cualquier proceso de regeneración y degeneración celular.

Ante estos avances, es que los papás de Lucca se decidieron por llevarlo a la India, y probar el equipo de científico de aquel país.

SUS AVANCES

El doctor Barragán López, resaltó que Lucca, comenzó a mostrar avances, prácticamente desde la primera intervención, “a los 15 días después de que recibió el tratamiento,  dijo su primera palabra que fue Kumar, y después dijo mamá y a partir de ese momento Lucca ha venido teniendo una serie de ganancias en sus habilidades muy importantes”.

“Definitivamente en Lucca observamos que este tratamiento ha venido a ser un parteaguas en la vida de este pequeño y en la ganancia de habilidades que ha tenido”.

Ante el daño cerebral profundo de Lucca, confesó el especialista, los pronósticos de este pequeñito, como en el de otros niños que tienen parálisis cerebral profunda, eran un pronóstico funcional, digamos sombríos, desde el punto de vista de poco avance en el desarrollo de sus habilidades.

Admitió que Lucca, aún sigue con problemas serios, sin embargo, resaltó de manera importante los avances que ha tenido “y esto nos da mucho gusto, porque existe la posibilidad de que siga mejorando. En el último año y medio, observamos que ya es capaz de comer, se mantiene mucho más reactivo  a su entorno, ha logrado controlar mucho mejor su cuerpo, e incluso en los episodios de crisis convulsivas que tenía, ha registrado una mejoría sustancial, todo esto ha ocurrido raíz el tratamiento en la India.

Al respecto, refirió que antes del referido tratamiento, “Lucca lucía como un niño que no se enteraba de lo que pasaba a su alrededor, no tenía una buena conexión con el medio y ahora es un niño que se adapta. Hace poquito, -confesó-, me mandaron una foto de él (Lucca) cuando vio el Cytotron y la verdad es que se puso muy contento y lo cierto es que esta reactividad al medio que está teniendo, me parece que es muy importante”.

ACTITUD POSITIVA

 Cabe mencionar que durante la toma de algunas fotografías y vídeos, se observó que Lucca comenzó a ponerse inquieto, quizá nervioso por la presencia de tantas personas extrañas “y esa actitud de Lucca es muy positiva, porque quiere decir que está reactivó a su entorno y que se está dando cuenta de lo que ocurre a su alrededor, y eso es algo que no ocurría”.

Hoy el compromiso que tenemos en el Hospital Infantil “Federico Gómez”, es poder demostrar a través de ensayos clínicos que el caso de Lucca no es algo anecdótico y que realmente hay una consistencia en el beneficio terapéutico y eventualmente la idea es poder replicar la experiencia de Lucca con nuestros pequeños pacientes que lo requieran, una vez que sean sometidos a la parte de la degeneración pasar a la regeneración celular.

Cuestionado respecto a la posibilidad de que si con el tratamiento de regeneración –que en una segunda etapa comenzará a probarse en el Hospital Infantil-, Lucca podrá ser capaz de ponerse en pie por sí sólo, el doctor Eduardo Barragán se sinceró, y sostuvo que “con este nuevo equipo todavía no podemos saber si llegara ese momento, pero sin duda estamos esperando que llegue ese momento”.

Imprimir