La selección sin rumbo de Memo - Pablo Vázquez Rivera | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Martes 27 de Noviembre, 2018
La selección sin rumbo de Memo | La Crónica de Hoy - Jalisco

Pablo Vázquez Rivera

La selección sin rumbo de Memo

Hablar mal de la selección mexicana de fútbol pareciera estimado lector, meterse casi con uno de los símbolos patrios y en una nación mayoritariamente católica y guadalupana, es como si se ofendiera a ese credo e incluso a la figura de la patrona de nuestro país.

Quien de manera crítica, de frente y acudiendo a uno de dos compromisos de carácter amistoso expresó su sentir, fue el portero nacional Francisco Guillermo Ochoa, incomodando a muchos en este medio llamado fútbol mexicano.

El guardameta surgido del América, con experiencia en Europa, fue contundente al señalar que la selección mexicana no tiene rumbo y vaya que está acertado en sus declaraciones, cada eliminación mundialista lo plasma de manifiesto, se reconstruye al equipo, se trae a un nuevo entrenador y se busca llegar a la fase de cuartos de final, es decir a un top 8 no mundial sino en la competencia de la Copa del Mundo.

Ochoa quien como ya es una costumbre en los seleccionados nacionales que militan en el Viejo Continente, acuden a uno de estos duelos y se marchan, pisó callos a muchos federativos, al entrenador interino Ricardo Ferretti y a muchos colegas de los medios de comunicación.

 Pero no carece de razón en sus dichos, en 7 mundiales México ha jugado cuatro partidos y como el producto se sigue vendiendo, funciona y camina, más allá de sus bemoles.

Ochoa fue duro al señalar que partidos amistosos ante rivales como Argentina en suelo pampero, se deben enfrentar con la mayor seriedad porque terminan evidenciando los resultados que se plasman en una competencia de alto nivel.

Se sigue compitiendo a buen nivel y por momentos, pero aún la Argentina sin Messi te termina ganando sin pisar el acelerador ya que su nivel individual es mejor.

Paco Memo hizo valer que mientras los jóvenes jugadores sudamericanos ya piensan en grande porque están en clubes europeos, el jugador nacional sigue saliendo timorato a los grandes escenarios aún en los juegos de preparación.

Da gusto que el portero Tricolor en los últimos dos Mundiales que ha sido quizá el mejor jugador del equipo en Brasil 2014 y Rusia 2018, levante la voz y pese a que algunos les incomode el desplante de irse, deja claro que si no se cambian las maneras, los resultados del Tricolor seguirán igual, es decir no va a cambiar.

Paralelo a las declaraciones de Ochoa, las del campeón del mundo y hoy panelista de televisión restringida, Mario Matador Kempes tundió al meta nacional, por su desdén a estos duelos sin técnico oficial y sin nuevo proceso, pues afirma que hasta en ellos se trabaja ese gen competitivo y amor por el equipo nacional.

Pero el tema es no polarizarse, ni rasgarse las vestiduras, porque el discurso oficial de los jugadores y algunos medios es que es un honor jugar cualquier partido con la playera nacional.

Al igual que Ochoa y algunos más, me atrevo a mencionar que no lo es, que es cansino leer y escuchar que todo jugador sueña con llegar a la selección.

Lo dudo y cuestiono si se nota en la lejanía y a la distancia que ni a los propios dueños del balón ese equipo es muy importante o es un honor trabajar en pro de su desarrollo, la praxis nos muestra lo contrario o bien que su amor tanto en el campo como fuera de él, está condicionado a las circunstancias.

Y vaya que las circunstancias como lo dijo Oscar Wilde, hacen a la persona, sí, aunque moleste e incomode, dos partidos en Argentina ante los albicelestes, sin técnico ni proyecto definido, pueden servir a los jóvenes suspirantes de Tri, pero no para hombres del nivel y jerarquía de Ocho

Imprimir

Comentarios