Libertad de expresión, no de agresión - Rafael Alejandro Zapata Romano | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Lunes 03 de Diciembre, 2018
Libertad de expresión, no de agresión | La Crónica de Hoy - Jalisco

Rafael Alejandro Zapata Romano

Libertad de expresión, no de agresión

Criticar el reguetón, criticar el movimiento feminista, decir que no te gustan los perros o manifestar tu rechazo al aborto, son pecados capitales en la era de las redes sociales. Quien los comete es inmediatamente “bombardeado” con todo tipo de insultos, acusado y juzgado como retrógrada en la corte virtual de espacios como Facebook o Twitter. Y si no, pregúntenle al cantautor Aleks Syntek, cuya imagen se ha visto fuertemente afectada desde que criticó a la música de reguetón.

Y es que, la libertad de expresión que la Internet ha traído consigo también ha provocado una explosión sin precedentes de odio que se disemina en redes sociales y que está dirigido, principalmente, hacia ciertos grupos, ideologías y personas de visión conservadora.

He tenido cuatro perros en mi vida. Me gusta el reguetón porque es muy sensual. Soy partidario del feminismo porque nos hace iguales. Y creo que cada mujer tiene derecho a decidir qué hacer con su cuerpo porque tengo sentido común. Pero también creo que cualquier persona tiene derecho a que no le guste el reguetón y a no comulgar con el feminismo. También tiene derecho a manifestar su rechazo al aborto e incluso tiene el mismo derecho a impulsar iniciativas para impedir su despenalización así como lo hacen quienes la promueven.

El punto es que no debemos entender la libertad de expresión como libertad de agresión. Tener ideas progresistas, conexión a Internet y una cuenta de Twitter o Facebook no te da el derecho de ofender a quienes no piensan como tú, sean progresistas, conservadores o lo que sean.

La Internet en general y las redes sociales en particular no tienen ideología. Son un espacio plural por antonomasia. Todos cabemos ahí. Atacar a una persona por estar en contra del aborto o de cualquier cosa, es tan autoritario como impedirle a una mujer abortar si es que así lo desea.

La libertad de expresión ha crecido exponencialmente en la era digital. No hagamos un flagelo de una virtud propia de esta época.

@RafaelZapata_

Imprimir

Comentarios