Retinopatía diabética, un problema de salud pública | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Lunes 27 de Mayo, 2019

Retinopatía diabética, un problema de salud pública

Retinopatía diabética, un problema de salud pública | La Crónica de Hoy - Jalisco

La retinopatía diabética es un padecimiento que se vuelve más agresivo en los ojos entre mayor descontrol se tenga de los niveles de glucosa en la sangre, subrayó el doctor Abel Ramírez, jefe de servicio del Departamento de Retina del Hospital de la Luz, en la Ciudad de México.

Advirtió que tan sólo la Fundación del Hospital de Nuestra Señora de la luz y el Centro Oftalmológico reciben alrededor de  mil 200 pacientes al día y de ellos casi el 80 por ciento tienen que ver con problemas en la retina.

Al participar en el segundo día del Congreso de Innovaciones Oftalmológicas, organizado por Alcon México y la Asociación Panamericana de Oftalmología, indicó que de los pacientes que llegan por primera vez a recibir una atención oftalmológica, en el Departamento de retina lo hacen con etapas avanzadas de retinopatía diabética, lo cual quiere decir que ya están poniendo en riesgo la visión.

Ese número es sumamente triste, si se toma en cuenta que de­sarrollar este padecimiento, tarda entre 8 y 15 años, tiempo en el cual estos pacientes no son atendidos en forma adecuada y poder hacer una detección temprana que evite la progresión de este padecimiento, de ahí la importancia de acudir a revisiones periódicas oculares y que al menos una vez al año se revisen el fondo de ojo”.

El doctor Abel Ramírez estableció que la retinopatía diabética es ya un problema de salud pública, ante la gran incidencia de diabetes en la población, “se puede decir que de cada 10 personas una puede ya tener diabetes y no saberlo y de ellos en más del 60 por ciento de los casos, en un periodo de 10 años tendrán algún estadio de retinopatía diabética”.

En este sentido, recordó que la retinopatía diabética es la primera causa de ceguera en nuestro país y todas las complicaciones que se presentan en la diabetes se deben a que no hay un control adecuado de los niveles de azúcar, reiteró.

DE PRONTO, NO VER. Alertó que una persona puede sentirse bien y sin embargo tener una etapa avanzada de retinopatía diabética, “y de pronto un día en la noche estuvo viendo la televisión y de repente cae como en un remolino y al día siguiente despierta y no ve. El problema en nuestro país es que no nos revisamos”.

Ante ello, dijo, es muy importante que la gente conozca los niveles de glucosa que debe tener: en una persona sin diabetes debe ser inferior a 6.5 y una persona con un control de diabetes adecuado regularmente está por debajo de 7, “aquellos con niveles arriba de siete deben acudir al médico para implementar las medidas necesarias que permitan evitar complicaciones en los ojos asociados a la diabetes”.

La retinopatía diabética y el estadio de la retinopatía diabética está en relación con el tiempo de evolución de la diabetes mellitus tipo 2; entre más tiempo se tenga con diabetes mayor riesgo hay de desarrollar la enfermedad; los porcentajes son claros: de cinco a diez años 60 por ciento de riesgo, de 10 a 15 años,  70 por ciento de riesgo, más de 20 años con diabetes, y ya el 80 por ciento tienen algún estadio de este padecimiento en los ojos.

TECNOLOGÍA DE PRIMER MUNDO. El especialista aplaudió que en la actualidad, los retinólogos cuentan con tecnología de punta, desarrollada por Alcon, que ha impulsado un importante progreso en microcirugía de vitro y retina, los cuales brindan las condiciones adecuadas para poder hacer intervenciones con la misma calidad que en cualquier parte del mundo.

Hay equipos, explicó, que permiten tener una proyección bidimensional, y poder remover segmentos verdaderamente diminutos, “hablamos de segmentos en el ojo que están a tan sólo unas micras de distancia, que no nos podemos imaginar, porque son distancias menores a un milímetro, y esto lo hacemos con una enorme precisión, gracias a esta tecnología de punta, que nos permite atender los casos más complicados de retina”.

En su experiencia personal, compartió, tiene cuatro años de hacer todas sus intervenciones con estos nuevos procedimientos de visualización, y tanto las operaciones se pueden realizar con una mayor calidad de la visión de lo que estamos extrayendo, como para los pacientes, quienes tienen procedimientos quirúrgicos con una mayor calidad y tiempos de recuperación más cortos”.

En este mismo sentido, la doctora Adriana Ortiz, directora médica de Alcon México y Centroamérica recordó que en las últimas seis décadas y media, esta empresa se ha enfocado a la innovación de la salud de los ojos de las personas en todo el mundo.

Resaltó que en todo el mundo, más de 93 millones de personas, tienen algún padecimiento relacionado con diversas enfermedades retinianas, como retinopatía diabética “y a través de nuestros equipos tratamos de dar soluciones a los médicos para que den mejores resultados en cada una de sus intervenciones”.

Para ello, se cuenta con equipos, para cirugías vitro y de retina, el cual dispone de una cámara en tercera dimensión la cual puede hacer proyecciones en tiempo ­real para que  el médico pueda realizar la intervención con mayor precisión; o pantallas digitales, de alta definición que ayudan al médico en estos procedimientos que son de altísima precisión.

Imprimir