Esto ya no es una despedida fingida: Azul Violeta, tres décadas de existencia - Diego Ramos Koprivitza | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Jueves 13 de Junio, 2019
Esto ya no es una despedida fingida: Azul Violeta, tres décadas de existencia | La Crónica de Hoy - Jalisco

Diego Ramos Koprivitza

Esto ya no es una despedida fingida: Azul Violeta, tres décadas de existencia

El trayecto para Azul Violeta ha sido rápido, quizá estrepitoso. Fue una agrupación que abanderó el rock en tu idioma con un estilo que derivaba en el soul, en los arranques funkylas tinturas gospelque su vocalista Ugo Rodríguez imponía sobre el escenario. Un estilo propio, una conexión que fluía entre el rock, el electrónico y el pop.

No en vano fueron a grabar a Inglaterra con el mismísimo Peter Gabriel, anécdota que recuerda Iván González, su teclista, durante una charla que mantuve con él. «Éramos un grupo de adolescentes que tenía la ilusión de empezar una carrera». La mecha estaba encendida.

King Crimson comía frente a ellos, a un lado Suzanne Vega y en la mesa de mezclas Gabriel y el productor George Martin, el famoso quinto Beatle, charlaban a la par que mezclaban las cuerdas de su tema “Éxtasis”. Eran los ochenta y Azul Violeta emprendía la producción de su disco debut, América, un clásico de clásicos de la discografía mexicana.

El pretérito ya es parte de esta banda que deja los escenarios luego de tres décadas de existencia. Y no se trata de una Despedida Fingida, como dicta ese discazo en vivo que grabaron en el Auditorio Benito Juárez en 2008 cuando regresaron tras un periodo de separación. Esta despedida, 11 años después, se establece como definitiva.

Ugo Rodríguez comentaba el año pasado en una entrevista a un medio local: «Somos como un matrimonio, pero sin sexo». Iván lointerpreta también: «Somos como una familia un poco disfuncional». Queda claro que su poderosa magia, esa que surgió cuando decidieron llamarse Vuelo Azul Violeta a mitad de la década de los 80, se extingue, se disipa.

¿Cómo va a ser el día después del concierto de despedida? Le pregunto a Iván. Un silencio. Mil pensamientos. Un par de segundos y una respuesta: todavía lo estamos asimilando, confiesa. «Empezamos a sentir un poco de melancolía, muchas cosas que pasan por la mente y el corazón. No va a ser fácil, voy a extrañar mucho a mi banda».

La despedida será dura, pero está bien argumentada. Un proyecto como Azul Violeta ya no es viable. Requiere más que impulsos creativos y buenas voluntades. Sus integrantes se han concentrado en otros derroteros. Iván González, por ejemplo, trabaja desde hace tiempo en una agencia de desarrollo de talentos y tiene proyectos musicales, uno de ellos con César López “El Vampiro”, guitarrista fundador del grupo.

Con un concierto en el Conjunto Santander, la configuración más reciente del grupo, que integran Ugo Rodríguez, Iván González, Yuri González y “Shaboomy” Lozano, dirá hasta siempre con un vasto legado musical: “Tu luz”, “Sólo por hoy”, “Volveré a empezar”. Que levante la mano quien no los haya escuchado una sola vez.

Azul Violeta siempre ha sido considerada una agrupación adelantada a su tiempo. Su separación definitiva huele a honestidad intachable (¿será tendencia?, me cuestiono). Veremos que maquinan sus integrantes en solitario, mientras tanto, queda la responsabilidad de las nuevas propuestas ante tremendo hueco.

Twitter: @DiegoKoprivitza

 

Imprimir

Comentarios