MELOMANÍAS: Deep Purple. Un progresivo con toques duros | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Miércoles 26 de Junio, 2019

MELOMANÍAS: Deep Purple. Un progresivo con toques duros

MELOMANÍAS: Deep Purple. Un progresivo con toques duros | La Crónica de Hoy - Jalisco

Hoy queremos compartirles la historia de uno de los miembros de la famosa trinidad diabólica del hard rock inglés, integrada por Led Zeppelin, Black Sabbath y Deep Purple.

Esta última banda, cuyo nombre se podría traducir como: “púrpura subido”, ha sido una de las más influyentes y reconocidas de la historia del rock.

Sus inicios fueron un extraño proyecto, en 1967, de un empresario londinense, que pretendía crear una banda llamada Roundabout (rotonda o glorieta) y su concepto era que los músicos entrarían y saldrían de la alineación de la banda, conforme las circunstancias lo dictaran. Una extraña idea influida por esa grandiosa época de experimentación y psicodelia, pero que en estos tiempos actuales tan monetarizados nos suena como un juego incierto e inviable.

Sin embargo, el gran acierto de este proyecto fue encontrar y reunir a 2 músicos que juntos cambiarían la historia de la música: por un lado, John Lord, pianista clásico originalmente, que cuando descubrió el rock‘n’roll decidió no entrar al conservatorio y terminó convertido en uno de los mejores organistas de toda la historia del rock, muy famoso por la inclusión de extractos de piezas clásicas de Bach y Rimsky-Korsakov en sus solos; y, por otro lado, Ritchie Blackmore, un guitarrista autodidacta, genial y superdotado, que además de haber creado un sonido personal, único e inconfundible, con Deep Purple, fundaría posteriormente otra famosa agrupación: Rainbow.

La primera alineación se completó con el bajista Nick Simper, el vocalista Rod Evans y el baterista Ian Paice, quien es el único miembro original que a la fecha forma parte de la banda.

En 1968 los miembros decidieron cambiar el nombre de Roundabout y se barajaron opciones como Concrete God, pero ganó la propuesta de Blackmore: Deep Purple, en honor a la canción favorita de su abuela.

En sus inicios, Deep Purple se consideraba una banda de pop art rock con toques de progresivo y psicodelia. Su más fuerte influencia reconocida fue la banda Vanilla Fudge, por su estilo psicodélico y la inclusión de piezas clásicas en sus teclados, estilo que John Lord tomó para crear su voz propia. Sus primeros trabajos son cóvers, pero muy bien logrados, mostrando un sólido sonido inconfundible; por ejemplo, su primer éxito, fue su sencillo: “Hush”; canción original de un cantautor folk, Joe South, o la pieza “Hey Joe”, obra de Billy Roberts y una de las canciones más covereadas por bandas de rock, con la que hicieron una versión de casi 8 minutos.

Comenzaban también a componer sus propias piezas, pero no surgió, como en otras bandas, la dupla mágica que componía todo, sino que todos los integrantes aportaban algo al proceso creativo.

Ese mismo año se publicó su primer álbum: Shades Of Deep Purple, con 5 canciones originales y 3 cóvers, los dos ya mencionados más una versión de “Help” de The Beatles. La magia de este disco la proporcionan los juegos entre los teclados de Lord y las guitarras de Blackmore.

A raíz de este LP, fueron invitados como teloneros de una gira del Cream de Clapton, pero a los 3 meses los reemplazaron, pagándoles la gira completa, porque la capacidad técnica de su guitarra y teclado opacaban al mismísimo “Slow Hand” Clapton en la preferencia de su público.

De inmediato publicaron su segundo y tercer material: The Book Of Taliesyn y Deep Purple, álbum homónimo. Del primero resalta: “Anthem”, una pieza compuesta por Lord como una fuga de Bach pero interpretada con Mellotron. Del segundo: “Bird Has Flown” y “April”, pero comenzaron los problemas por la dirección de la banda: ¿seguir siendo progresivos o brincar al hard rock?

Al final de 1969, Ritchie Blackmore no estaba muy contento con el desempeño de Rod Evans como vocalista, por lo que de acuerdo con John Lord comenzaron a ver opciones para reemplazarlo.

Fueron juntos a un concierto de una banda desconocida: Episode Six, para escuchar cantar a un tal Ian Gillan que les recomendaron, y les encantó, pero Gillan puso como condición que se unía sólo si contrataban también a su bajista: Roger Glover. Esta petición les cayó como anillo al dedo, pues resulta que Rod Evans y Nick Simper eran muy amigos y temían que al despedir a Evans se creara un mal ambiente dentro de la banda, por lo que simplemente decidieron despedir a los dos.

Aquí comienza la época dorada de Deep Purple, con esta alineación mejor conocida como: Mark II (cada alineación de los Purple tiene como nombre Mark y un número en romano); la decisión de Lord y Blackmore, para fortuna de sus seguidores, fue dejar de lado un poco su lado psicodélico, progresivo y clásico para darle paso a un sonido más hard rock, pero explotando, sobre todo en vivo, las habilidades de músicos superdotados como Lord y Blackmore.

Como despedida de ese estilo, la banda publicó un álbum en vivo, tocando ellos con su alineación Mark II, pero acompañados por la Orquesta Filarmónica Real, e interpretando una sinfonía compuesta totalmente por John Lord. En el futuro Lord desarrollaría esta veta en sus discos en solitario.

En junio de 1970 sale a la luz el álbum: Deep Purple In Rock; incluye 2 piezas clave en su historia: “Child In Time” y “Black Night”, y dejan claro que eran los nuevos amos del hard rock. “Flight Of The Rat” tiene unos solos monstruosos tanto de Lord como de Blackmore. Con la participación en la composición y creación de letras, Ian Gillan y Roger Glover, demostraron que la decisión de la banda al integrarlos había sido la más acertada.

Su álbum Fireball se publicó en 1971, de nuevo mostrando gran músculo en la fuerza de su música y apoyados por el dúo Lord/Blackmore con sus magníficos solos conjuntos. Fue su primer LP en llegar al número 1 en las listas británicas, y de él, sobresalen: “Strange Kind Of Woman” y “The Mule”; extrañamente los miembros de esta época de la banda no lo consideraron como un buen disco, pero los miembros actuales incluyen varios temas de este LP en sus set lists en vivo.

Al final de ese mismo año, arribaron a Montreux en Suiza, ubicada a las orillas del Lago Génova, pues habían rentado un casino de esa ciudad para ahí realizar la grabación de su siguiente álbum.

Pero al día siguiente de su llegada, durante un concierto de Frank Zappa & The Mothers, lanzaron una bengala al aire que en su caída causó un incendio y arrasó completamente con el casino que tenían rentado.

Este incidente los forzó a conseguir ahí mismo un hotel que estaba cerrado por la temporada y hacer ahí la grabación del disco: Machine Head, que se publicaría en marzo de 1972.

Cuenta la leyenda que mientras comentaban el incidente del incendio, crearon el riff más famoso de la historia y su súper éxito: “Smoke On The Water”, cuya letra nos narra lo sucedido. En ese mismo disco se incluyen otros hits como “Highway Star”, “Space Truckin’”, “Lazy” y “Pictures Of Home”.

Comenzaron una larguísima gira, en la que establecieron un récord de 44 semanas seguidas tocando en vivo, que sólo sería sobrepasado por Led Zeppelin. Y en estos años también obtuvieron el récord Guiness como: “la banda más ruidosa de toda la historia”.

Aún queda mucha historia de esta gran agrupación, que a la fecha sigue viva, aun cuando John Lord ya murió y Ritchie Blackmore dejó a un lado su guitarra eléctrica para tomar una mandolina y fundar una banda de folk medieval junto a su actual pareja.

 

@jorgehhm

Imprimir