Leaving Neverland: Como dañar a un muerto y lucrarse al mismo tiempo | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Miércoles 03 de Julio, 2019

Leaving Neverland: Como dañar a un muerto y lucrarse al mismo tiempo

Leaving Neverland: Como dañar a un muerto y lucrarse al mismo tiempo | La Crónica de Hoy - Jalisco

Desde el primer visionado algo me perturbó. No entendía por qué dos personas que habían protegido a Michael Jackson (MJ) y negado los abusos en varias ocasiones cambiaban su testimonio de forma tan radical e inconexa. Quizá sí ocurrió aquello y esos pobres solo buscan su paz, pensé.

En mi primer encuentro sentí ver un desfile de mentiras mal orquestadas, un insulto a la inteligencia del espectador, pensé: ¿Cómo HBO puede firmar esto?, pero me dije: “Quizá el loco yo soy”. Lo volví a ver. Sentí lo mismo. No quise perder la oportunidad de investigar un misterio. Debemos de cuestionar lo que aparece frente a nuestros ojos y no aceptarlo como verdad absoluta.

Tras semanas leyendo entrevistas, notas de prensa, viendo documentales, hurgando aquí y allá sigo pensando igual: MJ es inocente. Veo oportunistas, mentiras hiladas meticulosamente con cabos sueltos visibles. Patrones psicológicos de un niño abusado y replicados en una puesta en escena para empatizar con los personajes y creer su historia. Hechos calcados del libro “Michael Jackson fue mi amante”, de Víctor Gutiérrez. No se contrasta nada con testimonios ajenos al núcleo familiar. Se tergiversan hechos y se sacan de contextos cartas y palabras. También les diré que he visto al propio amigo de uno de los protagonistas decir que su amigo miente. Luego entendí que 1,500 millones de dólares son una muy buena razón.

En resumen, no veo una sola prueba de abusos, al contrario me conmueve hasta las lágrimas ver el amor que niños y adultos tienen por Michael. “No se puede poner la mano en el fuego por nadie”, pero decenas de amigos, familiares y trabajadores lo hacen en testimonios que rezuman amor, le llaman “amigo” y repiten con dolor la injusticia de las acusaciones.

Qué feo calumniar al que no puede defenderse, ver a la prensa aceptar este fraude y no contrastar los hechos haciendo copy-paste. ¿Dónde está la ética? Qué fácil es no pensar, no indagar, ser un borrego más.

Como ser humano solo tengo admiración, amor e inspiración por su filantropía y por su música. Como fan y protector de los niños y la niñez puedo decir, tras este viaje, que si alguien amaba y protegía la niñez en este planeta ese fue Michael.

Aprendí que el pueblo y la opinión pública ya juzgaron y condenaron a MJ. Lo veo al publicar en redes. Pocos likes. La masa lee titulares, no su contenido y aún menos profundiza. No tiene tiempo. Roban las opiniones y las abrazan sin reflexión. Michael se quedó con el saco de abusador a pesar de haber sido absuelto de 14 cargos. Legalmente MJ siempre fue inocente. Uno de los procesos legales más caros y largos de California y no encontraron nada. En 2009 el FBI desclasificó el informe de 333 páginas donde se lee repetidamente: “no hay nada”.

Si queréis acabar con la reputación de alguien: pon su nombre junto a la palabra pedófilo. (Zeitgeist, 2007).

“Si tu fueras un pedófilo: ¿Harías una casita de chocolate? ¿Construirías Neverland? ¿No se te hace muy obvio?”. (Jesús Monjas).

“Cuando el río suena, agua lleva”: ahora lo dudo pero puedo decir que “Leaving Neverland” es una morbosa ficción pues he visto rebatir punto por punto, y nada en él se sostiene.

Este texto pretende ser una opinión, una invitación a esclarecer y un puente al trabajo de Pablo Rodríguez Lago, fue vital para escribir esto. Comparto su canal: www.youtube.com/feikingnews.

Nunca llegas a conocer a alguien del todo, y menos a un ser de una realidad tan diferente como la de MJ. A veces vivimos pared con pared de verdaderos ángeles o monstruos sin saberlo; sin embargo, en mi búsqueda solo he visto un hombre bueno siendo golpeado por muchos. “Cuando vemos algo bueno en el mundo la gente solo quiere verlo caer” (Jesús Monjas).

En el film “El club de la pelea” Edward Norton golpea hasta la saciedad a un joven rubio y atractivo (Jared Leto) dejándolo inconsciente, entonces Brad Pit le pregunta:

—Where'd you go, psycho boy? (¿Dónde estabas, chico psicótico?).

Norton contesta:

—I felt like destroying something beautiful. (Quería destrozar algo hermoso

Imprimir