Dimes y diretes - Luis Alberto Güemez Ortiz | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Martes 16 de Julio, 2019
Dimes y diretes | La Crónica de Hoy - Jalisco

Luis Alberto Güemez Ortiz

Dimes y diretes

Increíble lo que sucede en el Gobierno federal. Renuncia el secretario de Hacienda y Crédito Público en un aparente (muy claro realmente) “tour de force” contra el jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza.

Carlos Urzúa es un hombre impecable, hubiera podido ser secretario de Hacienda con cualquier otro presidente. No tiene negocios, no le vende nada al gobierno, no tiene hermanos o hijos incómodos, es un reconocido académico y muchos de sus alumnos y profesores han sido gente valiosa para la vida pública en México.

Alfonso Romo es cosa aparte. Tuvo años de esplendor cuando era uno de los empresarios más ricos de México. Apostó todo a la biotecnología (organismos genéticamente modificados) y creó Seminis y Savia (de tristes recuerdos seguramente para los tenedores de bonos en los ochenta), misma que luego vendió (Seminis) a FOX Paine, empresa estadounidense de giro similar, en una transacción calificada por Wall Street Journal como “poco ética” y que le dejó en la bolsa ganancias adicionales a las de sus socios por varios cientos de millones de dólares.

En Monterrey todo mundo conoce a Romo y le sacan la vuelta. Su ética no es de presumir. Ha tenido litigios civiles y penales con su familia política (Garza Lagüera) precisamente a raíz de la operación de Seminis, que lo ha evidenciado como un hombre poco escrupuloso y poco respetuoso de los convencionalismos. Su suegro, David Garza Lagüera, lo acusó en su momento de hacer “negocios dudosos” en la venta de la empresa de biotecnología.

Llama atención que los empresarios de Jalisco y de otras regiones intenten apoyar al presidente con inversión privada y los ande organizando Romo y sus amigos locales.

Lástima para nuestro país. Gana Romo y pierden Urzúa y México.

Imprimir

Comentarios