Nacional


Aumenta pornovenganza; no es delito grave

Las personas afectadas son víctimas de burlas, acoso y agresiones en las redes sociales. En Estado de México y Yucatán ya es considerado como delito grave

Aumenta pornovenganza; no es delito grave | La Crónica de Hoy

La pornovenganza —que se presenta cuando una persona sube en internet fotos o videos sexuales de otra persona, sin el consentimiento de la última— se ha hecho muy común entre jóvenes y menores de edad, quienes cada vez más comparten este contenido en redes sociales y grupos de mensajería como WhatsApp y Messenger.

Las personas afectadas son víctimas de burlas, acoso y agresiones en las redes sociales. Y pese a esto, en la Ciudad de México y en otras importantes entidades del país, entre ellas Jalisco, no es considerado como un delito grave, a diferencia de latitudes como en el Estado de México y Yucatán.

Javier Martínez Cruz, especialista en el tema y Comisionado del Infoem, asegura que es necesario ponerle un freno a esta actividad que orilla a las víctimas al rechazo social y pone en riesgo su vida al sufrir depresión.

Agregó que además de imponer un castigo ejemplar a quienes compartan el material gráfico, también las autoridades deben tener un plan de prevención y así evitar que la gente se exponga.

En la mayoría de los casos, es la expareja quien difunde las fotografías o los videos sexuales, en muchos casos se usan para extorsionar a las víctimas.

“Sin que la chica o chico se dé cuenta se graba el momento en que tiene relaciones sexuales, y si ella o él no accede a hacer un favor o a cumplir un capricho de la persona que lo exige, comienzan las amenazas, y la mayoría de las veces el video o las fotos se comparten con un círculo cercano a la víctima, amigos, compañeros de trabajo y hasta familiares”, explicó el experto.

Los más vulnerables ante este tipo de práctica son los menores de edad, quienes al estar en las redes sociales no conocen los riesgos de compartir información o fotografías en Facebook, Twitter o Instagram. De acuerdo con Javier Vargas, los padres deben controlar lo que hacen y comparten sus hijos para evitar un caso de pornovenganza.

“Los niños no saben la clase de personas que están al otro lado del monitor, se entusiasman porque ven que quienes lo siguen o hablan con ellos tienen la foto de un joven guapo o de una mujer muy bonita y se dejan llevar y comienzan a compartir información o hasta videos y en el peor de los casos fotografías que exponen su cuerpo”, añadió.

El método más seguro para evitar este tipo de daño, es, obviamente, no compartir imágenes o videos que puedan ser expuestos en internet y redes sociales y por ende, provoquen un daño.

El experto compartió consejos para evitar ser víctima de la pornovenganza, dijo que antes de compartir una imagen propia de índole sexual, es importante considerar el grado de confianza que tienes con la otra persona. De compartir este tipo de contenido digital,  evitar que en las imágenes se vea el rostro, tatuajes, cicatrices, o algún otro elemento en el fondo, que puedan comprometer o identificar de quién se trata.

LEGISLACIÓN.  Legisladores del Congreso capitalino aprobaron el dictamen que reforma el Código Penal local y la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (Ley Olimpia), para aumentar las sanciones cuando se cometa violencia digital.

Lo aprobado por la comisión de Administración y Procuración de Justicia y la de Igualdad de Género señala que tras una revisión exhaustiva de las iniciativas de propuesta se establece que a quien cometa un delito contra la intimidad sexual, videograbe, fotografié o elabore imágenes de contenido sexual de una persona sin su consentimiento o mediante el engaño se le impondrá una pena de 4 a 6 años de prisión.

En el caso de amenazas, señala, las penas se agravarán el triple cuando ésta consista en difundir, exponer, distribuir, publicar, compartir, exhibir, reproducir, intercambiar, ofertar o transmitir materiales impresos, electrónicos, mensajes telefónicos, de redes sociales o en cualquier medio tecnológico imágenes, audios o videos de contenido sexual íntimo de una persona sin su consentimiento u obtenido mediante engaños.

 Mañana, la iniciativa pasará al Pleno del Congreso para aprobar la Ley. Colectivos feministas llamaron a una manifestación pacífica frente al recinto de Donceles para impulsar su aprobación y se castigue de manera ejemplar a los culpables que cometan este delito.

Comentarios:

Destacado:

+ -