Opinión


Charles Soule y Will Sliney

Charles Soule y Will Sliney | La Crónica de Hoy

Convencidos o no de la última película en la saga, “TheRise of Kylo Ren”, cómic de Charles Soule (“La muerte de Wolverine”, “Los Inhumanos”) y Will Sliney (“Spider-man 2099” “Los defensores”), promete a los interesados lectores, a los casuales o clavados fans, la posibilidad de conocer, quizá un poco más, a las misteriosas figuras encapuchadas, vestidas completamente de negro y portadoras de distintas armas, que bajo el nombre de “Los caballeros de Ren” acompañaron a Kylo Ren (Ben Solo, el hijo de la Princesa Leia y el contrabandista Han Solo) en los tres últimos y polarizados capítulos cinematográficos de “La Guerra de las Galaxias”.

            Los individuos en cuestión, espero que los recuerden, tienen un mínimo papel, casi inexistente, en las películas: como un escuadrón de élite de la Primera Orden y entrenados en combate Jedi, escoltan algunas veces a KyloRen, detienen en su momento a uno de los prominentes y más queridos miembros de la alianza rebelde; para tener, en esta última entrega, una deslucida batalla con uno de los principales protagonistas. Son, en pocas palabras, las sombras que aparecen bajo la lluvia en alguna que otra escena de flashback: el séquito que más que útil comparsa, más que inolvidables secundarios, fungen como telón para hacer parecer más ominoso, y terrible, al villano.

Ya sea para reparar la falta, para completar las piezas de este tremendo rompecabezas, este cómic de la Editorial Marvel, en sus cuatro próximos números, irá mucho hacia atrás: Ben es apenas un padawan de LukeSkywalker y su transición al Sith, al lado oscuro, apenas despunta. Maestro y aprendiz, más Lor San Tekka (el personaje protagonizado por Max von Sydow en el primer episodio de esta última trilogía) viajan al planeta Elphrona: todo apunta a que existe ahí un santuario Jedi que, por terribles circunstancias, ha sido ocupado por el oscuro.

La sorpresa es la presencia de siete peculiares encapuchados. Su líder, con máscara blanca y un símbolo rojo en el rostro, se presenta como Ren y señala a los demás como sus caballeros.

El hombre tiene el torso lleno de cicatrices y quemaduras, y aunque no es un Sith demuestra un talento y fuerza considerables.

La batalla será ineludible y la semilla, la tentación para Ben, inolvidable…

 

Comentarios:

Destacado:

+ -