Nacional


Estados sacan sus propios paquetes de emergencia

Jalisco, del gobernador emecista Enrique Alfaro, está encabezando la avanzada de estados que toman medidas urgentes mientras el gobierno federal parece paralizado. Hasta el "Cuau" tiene plan

Estados sacan sus propios paquetes de emergencia | La Crónica de Hoy

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, destinará mil mdp como fondo antidespido

Gobiernos estatales están adelantando a la Federación en materia de acciones para enfrentar la crisis económica que se está fraguando en el subsuelo de la contingencia sanitaria: El Ejecutivo federal reiteró este miércoles que, de momento, no tiene un paquete de apoyos que vaya a bajar hasta empresas negocios o familias trabajadoras; además, el aligeramiento de la carga fiscal lo ve sencillamente como un precepto neoliberal.

Para Andrés Manuel López Obrador el plan general para la reactivación económica se brindará”en su momento”, según señaló en su mañanera de este miércoles; agregó que “vamos por partes, lo que ahora nos interesa es el plan de atención por el coronavirus, que los médicos están conduciendo”.

Los programas de apoyo, recomendados por especialistas y barajeados como propuestas en ambas cámaras del Congreso de la Unión, inyectarían recursos públicos a negocios que se verán afectados por la detención de actividades o bien abrirían postergaciones o condonaciones de pagos de diferentes impuestos. La apuesta es que los negocios no cierren y el impacto económico-social no se convierta en una indetenible bola de nieve.

Jalisco, del gobernador emecista Enrique Alfaro, en la práctica está encabezando la avanzada de estados que llaman a tomar medidas urgentes en torno a las que el gobierno federal parece paralizado. Pero no sólo es Jalisco, en el Estado de México se han tomado medidas igualmente radicales, incluyendo que el gobierno pasa temporalmente de combatir a los informales a incluirlos en sus programas de apoyo. 

Al otro extremo del territorio, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, lanzó su propio programa, pero quiere además elevarlo a rango de Ley y mandó una iniciativa con urgencia a su congreso. 

Una postura especialmente significativa es la de Claudia Sheinbaum, cercanísima al Presidente, que ha decidido no esperar una eventual inyección de fondos federales y apoyará con su propio erario a negocios que están en riesgo de cierre, particularmente a aquellos que viven día a día. El lunes aparecerá la convocatoria Cero Intereses de la capital que tendrá hasta dos años para ser pagado (si se paga, vaya, pues está diseñado básicamente como fondo perdido).

A los estados enunciados se suma Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas. En Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín ha retrasado el anuncio en tanto negocia con los poderosos empresarios del turismo para que también suministren recursos a los programas de recuperación de pequeños negocios y de familias de trabajadores. Algo parecido es lo que propone a escala nacional el Consejo Coordinador Empresarial, que este miércoles se quejó de que no hay respuesta del Ejecutivo a su propuesta de dotar de un salario de emergencia” de hasta 5 mil pesos a quienes pierdan su empleo en esta crisis COVID-19, pagados mitad por el gobierno y mitad por los empresarios.

Los gobernadores de extracción panista han acordado lanzar medidas de alivio fiscal y programas de apoyo económico tanto para empresas como para familias trabajadoras afectadas. 

Mientras que en los estados hay este sentido de urgencia, la Federación prepara con mayor calma un plan para la recuperación en lo económico”.

Según dijo el Presidente este miércoles, se incluiría bajar el precio de las gasolinas y de los combustibles (algo que está pasando sin intervención gubernamental por la baja del precio del petróleo) y la dispersión de recursos para los adultos mayores por adelantado.

En cuanto a aligerar la carga fiscal, el Presidente fue contundente: No se hará, no aumentando los impuestos, no aumentando los energéticos, no permitiendo la corrupción, (eso) es apoyar, respondió el Ejecutivo cuando se le preguntó al respecto. Punto final.

Aureoles manda mil millones como fondo antidespidos

● Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, anunció que mil millones de pesos serán utilizados por su gobierno como fondo crediticio para micro y mediana empresas que mantengan a sus trabajadores en sus puestos, en lugar de despedirlos con motivo de la crisis que está generando el COVID-19.

● “Hacerle frente a esta pandemia es un tema de responsabilidad y compromiso de todas y todos, y las medidas que hoy estamos tomando tienen el propósito de que no haya despidos”, señaló al presentar el plan.

● Se espera que esta acción de emergencia impacte directamente en 10 mil negocios que van desde tiendas de abarrotes hasta tortillerías y negocios de comida preparada.

La gobernadora Pavlovich emite emergencia sanitaria y económica

● La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, emitió un decreto de emergencia que no sólo abarca el renglón sanitario, sino también el económico.

● Las medidas dirigidas a empresarios, agricultores, comerciantes, prestadores de servicios buscan mitigar el efecto de que los trabajadores (salvo las esenciales) se quederán en casa. La micro y mediana empresa dispondrá de un fondo económico oficial para recuperar su normalidad económica, una vez superada la contingencia sanitaria.

Hasta el "Cuau" tiene plan

Cuauhtémoc Blanco, mandatario de Morelos, es polémico en muchas decisiones, pero en materia de contingencia para los negocios que se verán afectados por el COVID-19, optó por imitar a gobernadores opositores. Manda 300 millones a un fondo de mitigación de daños.

Comentarios:

Destacado:

+ -