Salud


Obesidad infantil, el hilo directo a trastornos mortales

Ni las familias ni parte del personal de salud están conscientes del grave riesgo. Ya hay casos de niños con peso de hasta 140 kilos

Obesidad infantil, el hilo directo a trastornos mortales | La Crónica de Hoy

“Es importante entender que un niño gordo no es un niño sano, y que la obesidad infantil está inmersa en un ambiente obesogénico y tiene mucho que ver con las dinámicas en una familia”. Dra. Nayely Garibay Nieto

La obesidad infantil es un problema de salud nacional emergente, al cual debe ponerse especial atención y entender: esta condición en pacientes pediátricos, muchas veces se debe a la exposición de estos menores a ambientes obesogénicos, por lo cual, para resolver esta situación es fundamental el apoyo de toda la familia.

La relevancia de comenzar a trabajar con estos niños, es porque la expectativa de vida disminuye de manera importante cuando desarrollan factores de riesgo como el síndrome metabólico —una serie de trastornos que se presentan al mismo tiempo y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2—, lo cual deteriora la calidad de vida y autoestima.

Así lo estableció la doctora Nayely Garibay Nieto, coordinadora de la Clínica de Obesidad Infantil y Bienestar Familiar, del Hospital General de México (HGM), al destacar que al año se atienden alrededor de mil 500 niños con condición de obesidad o sobrepeso, entre quienes ya se han detectado casos de prediabetes los cuales estarán alrededor del 5 por ciento, en tanto que con diabetes tipo 2 —la cual antes era una enfermedad exclusiva de personas adultas—, se han detectado en un 3 por ciento de un total de casi dos mil 500 pacientes que han sido atendido en los ocho años que tiene de funcionamiento la clínica.

130 KILOS EN UN PEQUEÑO CUERPO. Entrevistada en el marco de la “Primera Reunión de Clínicas de Obesidad”, organizada por los laboratorios Novo Nordisk, en el estado de Puebla, evento al cual asistió poco más de un centenar de especialistas en obesidad y sobrepeso de todo el país, la doctora señaló que en la clínica a su cargo, se han atendido algunos casos de niños con sobrepeso de hasta 130 o 140 kilogramos; el grueso de los pacientes se ubican en edad preescolar, quienes presentan obesidad grado tres.

Al respecto, cabe mencionar que datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018, revelan que el 35.6 por ciento de la población de 5 a 12 años fue identificada con problemas de sobrepeso y obesidad, en comparación con el 34.4 por ciento registrado en 2012, lo cual representa un incremento de 1.2 puntos porcentuales.

Asimismo, datos de la citada encuesta 2018 arrojan que en zonas urbanas la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niñas y niños en el mismo rango de edad, hasta el año pasado fue de 37.9 por ciento, contra 29.7 por ciento que se presenta en zonas rurales, lo cual quiere decir que hay mayor índice de obesidad en las ciudades que en el campo; lo que muestra  que en este rango de edad, 64.6 por ciento de los niños de 5 a 12 años ingieren alimentos no recomendables para el consumo cotidiano, como botanas, dulces y postres.

Estos datos han llevado a casos de obesidad cada vez más frecuentes en infantes preescolares, enfermedad que conlleva múltiples factores predisponentes y vienen desde las primeras etapas del desarrollo fetal, incluso los primeros mil días de vida que son indispensables para fomentar hábitos saludables en los bebés y una programación metabólica saludable a lo largo de la vida.

CLÍNICAS DE OBESIDAD, RECONOCIDAS EN EUROPA. En este contexto, cabe resaltar el esfuerzo de los laboratorios Novo Nordisk por realizar el citado encuentro, con lo que se convirtió México en el primer país en todo el mundo en tener un encuentro de clínicas de obesidad, y cuyo objetivo es lograr que clínicas de los sectores público y privadas compartan las mejores prácticas en el manejo integral de los pacientes con problemas de sobrepeso y obesidad.

Para contribuir a que los pacientes con sobrepeso u obesidad tengan acceso a una atención integral y oportuna, Novo Nordisk ha realizado un importante esfuerzo para donar equipos e instrumental necesarios para hacer más eficiente la operación de clínicas de obesidad en el país y es en este sentido, como en nuestro país dos clínicas han sido reconocidas como centros de excelencia por la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO), las cuales son la Clínica de Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), así como la Clínica de Obesidad y Bienestar Familiar del Hospital General de México, los dos únicos centros que han sido acreditados fuera del continente europeo.

La doctora Nayely Garibay refirió que la Clínica de Obesidad Infantil y Bienestar Familiar, del Hospital General de México, tiene ocho años funcionando y ha logrado consolidar un equipo multidisciplinario para atender no sólo al paciente pediátrico con obesidad, sino también a la familia.

“Es importante entender que un niño gordo no es un niño sano, y que la obesidad infantil es un problema que no es exclusivo de los menores, sino que ellos están inmersos en un ambiente potencialmente obesogénico y tiene mucho que ver con las estrategias o las dinámicas en una familia”, puntualizó.

Para lograr el apego a esta estrategia y que los pacientes no abandonen su tratamiento, dijo, se cuenta con el apoyo de pediatras, endocrinólogos pediatras, especialistas en prescripción deportiva, psicólogos y nutriólogos”, quienes brindan todo un acompañamiento durante este proceso al paciente y a la familia, sobre todo a las mamás, que son quienes por lo regular se encargan de los alimentos en el hogar.

El abordaje y tratamiento de la obesidad debe ser de una manera holística, precisó: lo ideal es trabajar desde la prevención dentro de la familia, y en la en la actualidad “estamos en una etapa de proyección de la clínica de obesidad, para tener mayor capacidad de atención a estos pacientes que son los más vulnerables, por ser quienes no tienen acceso a otros servicios de salud”.

La intención, es crear además una unidad de bienestar infantil centrada en la atención del niño con obesidad, ofreciendo programas de bienestar que puedan apoyar a la familia en todas las etapas de la de la vida del niño, desde la vida fetal hasta la adolescencia y la manera en la que podríamos eventualmente incluir estos niños en una etapa de transición a la vida adulta.

CLÍNICA PARA OBESOS, CHIQUITOS. Hay quienes pudieran creer que es inconcebible una clínica de obesidad para pacientes pediátricos, lo cierto es que en este lugar se brindan alrededor de mil 500 consultas al año y aunque parecieran muchas, el problema es mucho más grande.

“Definitivamente tenemos que hacer mucho más en promoción para la salud”, porque los niños que atendemos, son referidos por sus pediatras o médicos generales porque ya tienen alguna comorbilidad asociada y la atención se da, no necesariamente porque la familia sea quien detecte que el niño tiene obesidad, además, no la están viendo como lo que es: una enfermedad”.

POCO CONOCIMIENTO DE LA ENFERMEDAD. El reto es grande, externó la especialista, si se toma en cuenta que se debe hacer mucha labor de concientización en la población, hacer énfasis especial en el abordaje para tener niños sanos y poder tener una estrategia de seguimiento durante su desarrollo, poder tener datos, gráficas de crecimiento, peso, talla, para poder detectar cuándo los niños empiezan a tener un problema de obesidad.

“Creo que las familias no están conscientes en este sentido y probablemente tampoco el personal de salud lo está, y es ahí donde debemos intervenir y capacitar a este personal de salud comenzando por los que están en el primer nivel de atención que son quienes deben hacer la detección y prevención de los problemas ocasionados por la obesidad”, y la mayoría de las veces no se actúa a tiempo.

LOS DATOS

► En el Hospital General de México se atienden anualmente alrededor de 1,500 niños con condición de obesidad o sobrepeso, entre quienes ya se han detectado casos de prediabetes en alrededor del 5%, en tanto que con diabetes tipo 2 —la cual antes era una enfermedad exclusiva de personas adultas— se han detectado en un 3% de un total de casi 2,500 pacientes que han sido atendido en los ocho años que tiene de funcionamiento la clínica.

► La Clínica de Obesidad Infantil y Bienestar Familiar, del Hospital General de México, tiene 8 años funcionando y ha logrado consolidar un equipo multidisciplinario para atender al paciente pediátrico y a los familiares.

► Los primeros 1,000 días de vida son básicos para fomentar hábitos saludables en los bebés y una programación metabólica saludable a lo largo de su existencia.

ENCUESTA

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 revela que en zonas urbanas la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niñas y niños de 5 a 12 años de edad, hasta el año pasado (2018), fue de 37.9%, contra 29.7% que se presenta en zonas rurales, lo cual quiere decir que hay mayor índice de obesidad en las ciudades que en el campo; en ese mismo rango de edad, 64.6% de los niños de 5 a 12 años ingieren alimentos no recomendables para el consumo cotidiano como botanas, dulces y postres.

Comentarios:

Destacado:

+ -