Nacional


Presumen “puntos de inflexión” en delitos, pero son peores que último año de Peña

Alfonso Durazo comparó los resultados obtenidos por este gobierno con la tendencia histórica marcada desde el sexenio anterior, una línea imaginaria basada en la especulación

Presumen “puntos de inflexión” en delitos, pero son peores que último año de Peña | La Crónica de Hoy

El secretario Alfonso Durazo mostró estadísticas. (Foto: Notimex)

En una conferencia blindada contra cuestionamientos, con preguntas dirigidas hacia otros temas, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, presumió “puntos de inflexión” en todos los delitos de alto impacto.

Para incrementar la percepción de éxito u optimismo, el funcionario comparó los resultados obtenidos por este gobierno con la tendencia histórica marcada desde el sexenio anterior, una línea imaginaria basada en la especulación.

Sin ese artificio, y considerando sólo las cifras registradas hasta noviembre de 2018, el mes previo al inicio de la 4T, hubo escasa o nula mejoría e incluso aumento en la incidencia.

Por ejemplo, en homicidio doloso, en el último año de Enrique Peña Nieto —diciembre de 2017 a noviembre de 2018— el promedio mensual fue de 2 mil 786.5, mientras en el primer año de Andrés Manuel López Obrador fue de 2 mil 823.5, y en los tres meses iniciales de su segundo año —diciembre de 2019 a febrero de 2020— ha sido de 2 mil 823.3.

En feminicidio, en el último año de Peña Nieto el promedio fue de 65.2 al mes, mientras en el primer año de AMLO fue de 85, y en los tres meses de arranque del segundo año ha sido de 86.

En secuestro —con alto índice de cifra negra—, en el último año de Peña Nieto el promedio mensual fue de 125, mientras en el primer año de AMLO fue de 141, y en los tres meses de arranque del segundo año ha sido de 99, con un ligero declive.

En extorsión —también con cifra negra—, en el último año de Peña Nieto el promedio fue de 564 al mes, mientras en el primer año de AMLO fue de 723.6, y en los tres meses iniciales del segundo año ha sido de 676, con un progreso apenas evidente.

Tras la exposición del tema, el presidente asignó el turno de la palabra a cuatro asistentes en la primera fila, quienes se desviaron a otros tópicos. Al final, no hubo preguntas sobre el reporte y las estadísticas compartidas.

“El logro en la aplicación de la estrategia está en haber conseguido un punto de inflexión, claro que está en un momento alto porque ahí recibimos la incidencia criminal”, dijo Durazo, quien habló de la meta:

“Ni en el feminicidio ni en el resto de los delitos se puede cantar victoria mientras estas cifras no las bajemos a estándares internacionales, que serían nuestro referente más importante”.

Y pese a los números, insistió: “Uno de los datos relevantes es que se ha logrado romper la tendencia histórica. No podemos sentirnos satisfechos con estos resultados, pero nos permiten ratificar que la estrategia es correcta, es un proceso que nos llevará tiempo”.

Comentarios:

Destacado:

+ -