Cultura


SUPERHÉROES AL DIVÁN. Cumpliendo fantasías amorosas adolescentes: Dan Machi

Los nipones de ambos sexos viven en el ostracismo del estudio y del trabajo sin darle tiempo ni oportunidad al amor carnal ni al romántico

SUPERHÉROES AL DIVÁN. Cumpliendo fantasías amorosas adolescentes: Dan Machi | La Crónica de Hoy

La fantasía de ser el hombre más deseado; de ser hostigado por todo tipo de féminas: adolescente, jóvenes y adultas ha sido tema de muchos animes; como dato antropológico habría que señalar que en Japón, de donde provienen dichos animes o caricaturas, sufre casi de una epidemia de virginidad y celibato.

Los nipones de ambos sexos viven en el ostracismo del estudio y del trabajo sin darle tiempo ni oportunidad al amor carnal ni al romántico.

Muy sintomático de esta problemática incluso demográfica (los japoneses no se reproducen) es el fenómeno de la idols o cantantes adolecentes cuyos seguidores son, en su mayoría, hombres mayores solteros enamorados de ellas platónicamente. Animes como “Dan Machi “explotan esta crisis de auto-erotismo y amor virtual que no sólo afecta a la sociedad nipona, sino también a las postmodernas en general.

            “Dan Machi” significa, abreviadamente en japonés: ¿Qué tiene de malo intentar ligar en una mazmorra? Inicio como una serie de novelas ligeras escritas por FujinoOmori que se publicaron seriadamente a partir de enero del 2013 por la editorial GA Bunko. Tuvieron tan buena aceptación que pronto fueron adaptas al manga y al anime (Netflix lo tiene en su catálogo de animes).

“Dan Machi” tiene una trama demasiado básica quizás por eso ha gustado tanto; juega con una fantasía recurrente en el inconsciente masculino: la del don Juan involuntario. En efecto, “Dan Machi” pretende deleitar con los enredos afectivos de un joven inocente que atrae a un sinfín de bellas mujeres: algunas lo celan furiosamente otras simplemente se le insinúan coquetamente. Tiene un Harén de pretendientas y el “desdichado” mozalbete ni siquiera es consciente de su magnetismo o encanto y para colmo está enamorado de la única que está fuera de su alcance.

            El protagonista de esta historia en Bell Cranel tiene catorce años y vive en un mundo donde los dioses han descendido de los cielos y, desnudados de sus poderes, les otorgan a mortales de su elecciones dones para que puedan convertirse en héroes. Las divinidades forman familias o clanes de aventureros. Bell fue bendecido por la diosa Hestia; ambos forman una familia pobre de sólo dos integrantes.

Los aventureros van todos los días a un calabozo de varios niveles a combatir contra todo tipo de creaturas mitológicas; cada una de sus proezas, como en los juegos de RPG, aumentan sus habilidades mágicas y de pelea. Sus avances se van registrando en marcas que aparecen en sus espaldas.

La diosa Hestia es toda una lilita voluptuosa que está patológicamente enamorada de su protegido; el cual flecha corazones por donde quiera: en la taberna que frecuenta, en el vestíbulo del calabozo… hermosas mucamas y bellas féminas mitológica: elfas, mujeres-gato, diosas… no disimulan su agrado o tracción por el aventurero. Tal situación mantiene a su diosa presa de constante rabietas de celos.

            Una de las familias, la de Loki, cuenta entre sus integrantes a una diestra y reconocida espadachina, AizWallenstein; esta casi valkiria es el verdadero amor de Bell; de ella lo cautiva no sólo su belleza, sino también sus destrezas y fama. Quiere ser como ella para merecerla. Por este ideal se afana en sus incursiones al calabozo. Su platónico amor no le es del todo indiferente; incluso por un tiempo lo entrenó. Si pudiéramos resumir en una frase “Dan Machi” esta sería: “todas aman a Bell”, el chicho tímido, inseguro, de cabellos blancos que sin saberlo tiene un enorme potencial para ser un gran héroe.

            En estricto sentido “Dan Machi” es un anime un tanto sexista de pobres argumentos literarios, con una trama un tanto predecible que abusa de los enredos amorosos en los que un grupo chicas hermosas flirtean al joven e inocente aprendiz de héroe.

Definitivamente, “Dan Machi” está pensado para gustarle al típico otakuque desoja margaritas y derrocha su quincena por su idols. 

Comentarios:

Destacado:

+ -