Deportes


Visionario que pasó de la venta de tortas ahogadas a dueño de un emporio

Inició vendiendo tortas ahogadas y carnitas en el barrio de Mexicaltzingo en Guadalajara. Su visión para los negocios y habilidad para las ventas lo llevaron a amasar una enorme fortuna

Visionario que pasó de la venta de tortas ahogadas a dueño de un emporio | La Crónica de Hoy

Hay quienes lo recuerdan cuando tenía su negocio de tortas ahogadas y carnitas en el tradicional barrio de Mexicaltzingo, en Guadalajara. Pocos -o prácticamente nadie- imaginaron hasta donde iba a llegar, el aquel entonces joven Jorge Vergara Madrigal.

A la edad de 64 años, ese emprededor murió, tras haber amasado una gran fortuna. Propietario del Club Deportivo Guadalajara (quizá el equipo más rentable de México) y fundador del Grupo Omnilife, Jorge Vergara Madrigal, fue siempre polémico, pero también muy exitoso.

“Honremos a mi padre como él siempre nos enseñó con su ejemplo: trabajando un día y el otro también, cuidando a la gente y logrando nuestro sueño”, escribió su hijo Amaury vergara en el mensaje que difundió el pasado viernes 15, al anunciar el fallecimiento.

Jorge Carlos Vergara Madrigal nació el 3 de marzo de 1955 en Guadalajara y había enfrentado problemas de salud en tiempos recientes; en junio de 2019, el empresario dejó en manos de su hijo el control del “Rebaño Sagrado” al nombrarlo presidente del equipo y anunciar que se dedicaría a su vida personal.

De acuerdo con información relacionada con el empresario, fue mecánico, traductor de textos, vendedor de autos y más tarde, a los 23 años, fue nombrado subdirector comercial de la empresa Casolar, y que después quebró durante la crisis económica de 1981.

Entonces, Vergara decidió empezar de manera independiente y, de esta manera, vendió carnitas y siguió con un restaurante de comida italiana.

Tiempo después se integró a Herbalife, una empresa dedicada a la venta de vitamínicos en pastillas, y en 1991 decidió crear su propia empresa bajo el nombre de Omnilife con ayuda de su esposa, tres compañeros y seis distribuidores.

En noviembre de 2002 se convirtió en el propietario del Club Guadalajara, equipo de futbol que llegó a la final en la primera división durante el Torneo Clausura 2004.

Después impulsó el proyecto de Chivas USA y se mostró interesado en otros relacionados con la música, las artes plásticas, el negocio editorial y la arquitectura.

También incursionó en el séptimo arte y financió las cintas "Y tu mamá también", “El espinazo del diablo" y "El asesinato de Richard Nixon", entre otros proyectos.

Comentarios:

Destacado:

+ -