Matar al monstruo de mil cabezas - Diego Zavala Scherer | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Jueves 02 de Noviembre, 2017
Matar al monstruo de mil cabezas | La Crónica de Hoy - Jalisco

Diego Zavala Scherer

Matar al monstruo de mil cabezas

Hace ocho días apenas, fuimos testigos de algo que mi generación (X) y las anteriores nunca habrían pensado como posible: la renuncia de Emilio Azcárraga Jean de la dirección de Televisa. Sin duda alguna un hito en la historia mediática del país; esta noticia se suma a la larga lista de cambios en la estructura del gigante que nos ha tenido acostumbrados a este tenor desde hace un par de años. El monstruo televisivo parece tambalearse todavía más.

Sin duda alguna, el modelo de negocio de Televisa está erosionado, y más de uno de nosotros intuía-deseaba la caída definitiva del coloso. Pero creo que es prematuro pensar que está en peligro de extinción. Más bien, esta decisión, que se une a la terminación de los contratos exclusivos, a la compra de medios como SDP y ElDeforma, la captación de talento youtuber y un largo etcétera, obedece a un cambio en la estructura que aspira a dejar de tener una organización vertical de creación de contenidos y atomizar los esfuerzos, los públicos, los dineros y, por supuesto, la mala reputación de la empresa. Es un intento por horizontalizar de manera estratégica los recursos y así, destruir la imagen monolítica de Televisa. Lo que morirá es el concepto, pero no el capital, los proyectos y el corporativo.

Podríamos decir que es una explosión controlada, como si de un edificio envejecido que hay que derribar para limpiar el terreno se tratara. Las nuevas compañías formadas con capital de Televisa se han desvinculado de la marca, pero las personas y encargados de la toma de decisiones, son los mismos. Eso les permite ingresar a los públicos de las nuevas generaciones sin arriesgarse a que la mala imagen los manche. Estamos ante una nueva etapa de la compañía que está mutando para convertirse, ahora, en un monstruo de mil cabezas. Eso nos invita a seguir vigilantes y atentos a una transformación forzada por el cambio de los públicos y las dinámicas de consumo mediático de las nuevas generaciones.

 

diego.zavala@itesm.mx

 

Imprimir

Comentarios