Conciencia paritaria - Rodrigo Moreno | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Miércoles 29 de Mayo, 2019
Conciencia paritaria | La Crónica de Hoy - Jalisco

Rodrigo Moreno

Conciencia paritaria

En este artículo quiero reconocer la gran labor de las mujeres en nuestro país, que durante décadas, con dedicación, esfuerzo, lucha y entrega a la causa, hoy libran una batalla más en el tema de paridad.

En primer termino quiero recordar, que en nuestro país los primeros movimientos de mujeres se realizaron en 1910,en 1916 se realizó, el primer congreso feminista impulsado por el General Salvador Alvarado, como Gobernador de Yucatán.

En Chiapas, Yucatán y Tabasco, se conquistó la igualdad jurídica de las mujeres, para votar y ser elegidas en puestos públicos y de elección popular.

Es importante precisar que para 1917, después de la promulgación de la constitución política, se expidió, una ley denominada “Ley de relaciones familiares”, en la cual se determinó que los hombres y las mujeres, tenían derecho a considerarse iguales en el seno del hogar; si bien es cierto, la Constitución de 1917 no negó la ciudadanía a las mujeres, y en consecuencia el derecho a votar y ser elegidas, tampoco se les otorgó el voto de manera expresa.

Debemos puntualizar que no fue hasta 1947, con la reforma al artículo 115 de la Constitución, en donde se logró conquistar el derecho a las mujeres, a votar y ser votadas en los procesos electorales municipales, y hasta el 17 de octubre de 1953, sereformó el artículo 34 constitucional, en dondea  las mujeres se les reconocía el derecho de votar y ser candidatas en las elecciones nacionales, obteniendo el sufragio universal.

Con estas grandes reformas pareciera, que la igualdad entre hombres y mujeres estaba dada en todos los terrenos, y en el ámbito electoral desde la óptica constitucional y legal, sin embargo, esto no fue así, toda vez que los partidos políticos postulaban en su mayoría a candidaturas de hombres, y en consecuencia de ello, las luchas feministas, la gran labor de los tribunales electorales en el país y las acciones afirmativas, hicieron posible que se generaran diversas reformas en el sentido de establecer porcentajes de género, para poder aspirar a un cargo de elección popular.

En este orden de ideas, con esas reformas, surguieron candidaturas de género distinto, posteriormente se estableció el porcentaje de 70% como máximo de un género (sin especificar que correspondía a hombres o a mujeres), pero la idiosincrasia mexicana en automáticoentendió que el 30% restante, era para mujeres; después de ello, se dio otro gran avance en donde se pretendió reducir la brecha de desigualdad y se estableció el porcentaje de 60-40, y finalmente con la gran reforma de febrero de 2014, se ha logrado migrar de la equidad a la paridad, esto es, candidaturas 50% mujeres, 50% hombres.

Hoy por hoy, podemos ver librada otra gran batalla, en la gaceta parlamentaria del Jueves 23 de Mayo del 2019, donde las cámaras recogiendo criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, del Instituto Nacional Electoral, de los Tribunales Electorales Locales en el país, entre otros, reconoce desde la óptica constitucional, la alternancia de género, para encabezar listas de representación proporcional, la transversalidad, la alternancia de género en ayuntamientos, la postulación de candidatos a cargo de elección popular por parte de los partidos políticos, entre algunas otras más.

En este mismo sentido, por lo que hace al Poder Ejecutivo, ordena el principio de paridad en nombramientos de personas titulares de las secretarias de despacho, así como en los organismos autónomos, y en cuanto al Poder Judicial, de igual forma, establece observar el principio de paridad.

Sin duda, me parece de suma trascendencia el avance de la orbita del Poder Legislativo en establecer el principio de paridad para lograr con ello, una sociedad democrática con una amplia participación ciudadana endonde todas las personas puedan decidir sobre su vida dentro de un estado de derecho, con instituciones que integren realmente un enfoque transversal de género en sus políticas, sin dejar de lado que estos avances legislativos hacen su función en el papel, pero deben de ir de la mano con la conciencia social de todas y todos, para seguir fomentando la cultura de la igualdad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir

Comentarios