Dos grandes tapatíos del año 33 - Mario Agráz Luna | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Miércoles 12 de Junio, 2019
Dos grandes tapatíos del año 33 | La Crónica de Hoy - Jalisco

Mario Agráz Luna

Dos grandes tapatíos del año 33

Pocos saben seguramente, que dos de las grandes estrellas del radio, cine y televisión del siglo XX son tapatíasy nacidas el mismo año, con días de diferencia.

 

María Victoria

Por respeto a las damas, comienza este baúl trayéndonos imágenes e historia de María Victoria (Cervantes),quien ve la luz el 26 de febrero de 1933. Conocida como la “Pescadita del cine mexicano”, en virtud de los entallados y provocativos vestidos que usaba en las películas y en sus presentaciones en vivo, la tapatía sin quererlo, se convirtió en uno de los primeros ícono sexuales de la Época de Oro del Cine Mexicano.

Pero no solo era la ropa, era un estilo el que la daría a conocer a la tapatía, su especial estilo para interpretar las letras de los grandes compositores de la época.

María se hizo en los escenarios, en la escuela de la vida y con el apoyo de una familia dedicada a los foros y reflectores, escuela que eran teatros, carpas y cabarets, de ahí al cine y luego a la televisión nacional.

María Victoria inició su carrera a la temprana edad de seis años, bajo la tutela de su madre, tías y hermanas, pero fue Paco Miller,cuyo verdadero nombre era Edmundo Jijón Serrano, quien la descubre.

Él era un ventrílocuo ecuatoriano avecindado en México, pero que nació en Guayaquil, Ecuador, en 1909, muriendo a los 88 años en México D.F. Paco Miller tenía la magia de descubrir talento, apoyarlo y dejarlo ir, así fue el caso de grandes desconocidos que luego fueron grandes estrellas, como Germán Valdés a quien invita en 1943 a su compañía, Paco lo bautiza como “Tin Tan”.

Era tan especial en su estilo artístico que lo llamaron“El hombre de las mil voces”, ya que al ser ventrílocuo manejaba su voz como él quería y, para ello, “Don Roque” era la inseparable comparsa. Descubridor de estrellas, María Victoriafue una de ellas. Al tiempo, le dio oportunidad en sus rutinas a Cantinflas, Pedro Infante o Jorge Negrete.

Regresando a María, en el Teatro Margo (hoy Blanquita), comenzó a proponer su estilo y a llamar la atención de los caballeros de la época, al ponerle su sello a los temas conocidos que otros cantantes intentaban solamente hacer eso, cantarlos.

Agustín Lara o José Alfredo Jiménez agradecían el sello personal que la tapatía imprimía en el escenario, pero más agradecido sin duda fue Juan Bruno Tarraza,autor de un tema que pocos conocen por el título original:“Soy feliz”,pero sí por el estribillo “Estoy tan enamorada” y con el cual la RCA la contrata en exclusiva para toda la vida. Siguen de ahí “Mil besos”, “Tengo ganas de un beso”o la icónica “Cuidadito”.

El cine la llama y participó en decenas de cintas, solo por citar Amor perdido”(1951), Del rancho a la televisión(1953) o Pepito y los robachicos al lado de Xavier López “Chabelo”, en 1958.

A la llegada de la televisión comienza a hacer los sketches de una sirvienta que, aunque la aleja del cine, la consolida en el nuevo mundo electrónico. Fernando Cortés Rodríguez le propone hacer una obra de teatro y la dirigió en la puesta en escena “La criada malcriada”, que fue un éxito de taquilla, la adaptan al cine como La criada bien criada y tal fue la popularidad obtenida que Jiménez Pons Hermanos producen la versión para televisión

"Inocencia Escarabarzaleta Dávalos Pandeada Derecha" llegó para quedarse, escribiendo con letras de oro el nombre del personaje que avecindado en la ciudad, relata las vicisitudes de una original, y nada dejada, empleada doméstica.

Contrajo nupcias con el cantante y locutor Rubén Zepeda Novelo, y tiene tres hijos: Rubén, Alejandro y María Esther.

 

Marco Antonio Muñiz

Nuestro segundo tapatío aunque solo por el lugar en la columna, ya que es, sin duda, uno de los más grandes intérpretes de la música romántica, cuando no el mejor, es Marco Antonio Muñiz Vega, quien como mencioné, también nace en Guadalajara, pero el 3 de marzo de 1933, tan solo unos días de diferencia con María. "El Lujo de México", como lo bautizó Juan “El Gallo” Calderón.

Sus padres fueron Lorenzo Muñiz y María Vega, quienes tuvieron serias dificultades económicas para sacar adelante a la familia, pero sin duda alguien en casa se dio cuenta del potencial que había en la voz de Marco y ese fue su hermano José, al grado de conseguirle que formara parte del coro de la parroquia de Mexicaltzingo. Es el 3 de enero de 1946 cuando la vida le tenía reservada una sorpresa, o mejor dicho su padre. Marco tiene que viajar solo a Ciudad Juárez.

Aunque su papá prometió que viajarían juntos, ya arriba del tren, Marco no vio a su padre, al menos no arriba del transporte, ya que se quedó en el andén para verlo partir. Esto marcaría de alguna manera la vida del tapatío, pero seguramente lo ayudó a madurar y ver la vida de otra manera.Volvería a Guadalajara en noviembre de ese mismo año.

Luego de hacer unos pesos en el norte del país, al regresar busca trabajo y de cuando en cuando es llamado por orquestas locales para cantar un par de temas a cambio de unos cuantos pesos y al no sobrevivir con esos ingresos realiza el oficio de panadero y joyero, esto en los antiguos pasajes subterráneos de Avenida Juárez y 16 de Septiembre. Así, hasta que el Conjunto "Veracruz" lo llama como voz titular por un tiempo. Mientras, su sueño de cada noche era llegar a la XEW y aunque su primer contacto fue como espectador, la meta estaba trazada, él iba a ser estrella y así se marcó en su vida el año de 1951.

El Cabaret de “La Bandida” es su primer contacto profesional y con un trío, ya que en la agrupación formada por Juan Neri y Héctor González, una noche que tenían una serenata, el vocalista se ausentó y Muñiz se ofreció a suplirlo convenciéndolos con ciertas trampas, ya que para un trío hay que saber tocar la guitarra y él no sabía hacerlo. Neri y González finalmente lo aceptaron al escucharlo cantar.

Al paso del tiempo, ese trío se convierte en Los Tres Ases y, casualmente, también los firma la RCA. En 1959 el trío inicia su carrera discográfica, pero los problemas entre ellos obligan a Marco a reafirmar en su intención por ser solista.

“Luz y Sombra” y “Escándalo”serían sus primeros temas como solista y es uno de los pocos artistas locales que han pisado el Teatro Degollado en calidad de artista estelar, obviamente la otra estrella de la época es María Victoria.

En 1978 contrajo matrimonio con Jessica Munguía, quien también pertenecía al mundo artístico. Tienen 8 hijos: Marco Antonio, Laura Elena (La Beba), Francisco, Jorge "Coque"Muñiz, Alberto, Antonio Carlos (Toño), Miguel Ángel y Mariana.

Su primera participación en cine fue en la cinta La bandida (1963) con MaríaFélix, Pedro Armendáriz y Emilio “El Indio” Fernández, aunque también trabajó en cintas cómicas como ¡Ahí, madre!, con Los Polivoces en 1970.

En diversas ocasiones me ha tocado platicar con Marco, ya que la fortuna y el destino me permitieron que su hermano Jorge fuera mi maestro de dirección de cámaras en Televicentro de Guadalajara, allá por 1972. Ricardo Morales fue otro de mis maestros en el arte de dirigir en un estudio de televisión. La cercanía con Jorge me permitió aprender y, en familia, convivir ocasionalmente con uno de los grandes de la canción mexicana.

A María la traté más de cerca en Televicentro de la Ciudad de México, en donde grababa La criada bien criada,cuando Eugenio Cobo, hoy director del CEA de Televisa, era aún extra en el libreto y yo llevaba cintas de video tape de un lugar a otro.

Por ahora y como siempre… Arrivederchi.

Imprimir

Comentarios