Stranger Things - Rogelio Vega | La Crónica de Hoy - Jalisco
Facebook Twitter Youtube Jueves 11 de Julio, 2019
Stranger Things | La Crónica de Hoy - Jalisco

Rogelio Vega

Stranger Things

Son algunos libros y cómics (además de los juegos, las figuras y la infinita memorabilia) los que componen y expanden, por ahora, el fantástico mundo de Stranger Things: la exitosa serie en streaming que acaba de estrenar, tendrá menos de una semana, su esperada tercera temporada.

Convencidos o no, fanáticos o disidentes, es innegable que las aventuras en el pueblito de Hawkins, Indiana, han llegado para conquistar definitivamente el corazón de muchos que, como yo, crecieron y vivieron con furor la cultura pop de la ya lejana década de los 80.

Hay, y no puede negarse, un indiscriminado ataque a la nostalgia y las referencias, una tras otra, brincan inmediatas de la pantalla: Calabozos y Dragones, la Guerra de las Galaxias, los Cazafantasmas, etc.; envueltas, todas ellas, con una adecuada lectura a la escuela cinematográfica que, recurrente y exitosa, dio forma a la época (Los Goonies; E.T.; Juegos de Guerra; El vuelo del Navegante, etc.): un grupo de precoces y astutos niños salvando al pueblo y, algunas veces, al mundo entero.

Por lo pronto, nos quedamos con dos rápidas recomendaciones para mitigar la espera de la última y cuarta temporada de la serie: 1) “Mentes peligrosas” de Gwenda Bond; precuela que explora a detalle el destino de Terry Ives: estudiante universitaria que será, más adelante, la madre de la poderosa Once. Comprometida, cansada de la guerra de Vietnam y las protestas en Washington, Ives se presenta como voluntaria para un experimento gubernamental secreto. Más oscura y retorcida que la serie, libre de los filtros televisivos, la novela se toma el debido tiempo para responder nuestras dudas sobre el fugaz personaje.

2) “A oscuras en la ciudad” de Adam Christopher; precuela centrada en Jim Hopper, jefe de policía en Hawkins y futuro padre adoptivo de Once. Estructurada en dos tiempos, 1984 y 1977, la historia nos brinda luces sobre su pasado y razones de proceder: el intrépido héroe regresa de la guerra, tiene una familia (una esposa y una hija), y un nuevo empleo como inspector en Nueva York. El problema, y pueden imaginarlo, viene con una serie de brutales y violentos asesinatos; caso que agentes federales quieren ocultar.

Hay Stranger Things para rato, no se desanimen…